Mandalas para colorear, un instrumento educativo

Un mandala ayuda a relajarse. Mientras se está creando de cero o se están coloreando sus diferentes formas, se puede experimentar un sentimiento de tranquilidad

A los niños les encanta dibujar sus propias creaciones, pero también pintar dibujos ya impresos. ¿Qué mejor idea para hacer sus obras de arte que con mandalas si encima contribuyen a su relajación y reduce los niveles de ansiedad?

Pintar mandalas tiene grandes beneficios para cualquier persona, tenga la edad que tenga. Un mandala ayuda a relajarse mientras se está creando de cero o se están coloreando sus diferentes formas. De hecho, una de las técnicas psicoterapéuticas que se utilizan en relajación es la de usar un dibujo de mandala para pintar el interior de sus líneas. De esta forma, se focaliza la atención en la tarea, consiguiendo tranquilidad. En el año 2005 se publicó en Journal of the American Art Therapy Association (AATA) un estudio donde se llegó a la conclusión de que pintar mandalas durante 20 minutos al día reduce los niveles de ansiedad.

colorear mandalasVER GALERÍA

Educar a tus hijos con dibujos para colorear

En el ámbito de la educación, precisamente, se ha comprobado que terminar un mandala requiere tiempo y esfuerzo, por lo que se desarrollla la paciencia. La ciencia ha demostrado sus efectos en el tratamiento de los niños diagnosticados de TDAH en otro estudio publicado en 2015 en la revista Visión Posible, realizado por alumnos de Psicología de la Universidad del Pacífico (Chile) llamado ‘Meditación con mandalas en estudiantes de sexto° básico diagnosticados con SDA (síndrome de déficit atencional)’. Durante el estudio, que duró dos meses, observaron que los niños estaban más concentrados y en silencio mientras pintaban mandalas.

Existen una gran variedad de mandalas que van desde los dibujos más sencillos a figuras más complejas. Además, pueden presentarse en folios, piedras o telas, generalmente. Por tanto, si tienes hijos pequeños podrán iniciarse en el mundo mandala con diseños más sencillos. O mejor aún, ofréceles varias alternativas y que sean ellos quienes decidan cuál es el dibujo que más les gusta. Así pondrán mayor empeño en terminar el diseño y verán el artista que llevan dentro.

Beneficios de pintar mandalas

Algunos de los beneficios más destacados de colorear mandalas son:

-Gracias a sus diseños circulares, los mandalas son perfectos para trabajar la capacidad de concentración.

-Fomentan la creatividad y el desarrollo personal y artístico. Depende del estado de ánimo que tenga en el momento de dibujar mandalas, sus diseños cambiarán por completo al elegir un color u otro. ¡La imaginación al poder!

-Durante el tiempo que estén coloreando los mandalas, estarán concentrados en la actividad, reduciendo la ansiedad y consiguiendo que estén más relajados.

-Se utiliza como respuesta a emociones negativas y ayuda a la superación personal de situaciones frustrantes, como temores nocturnos, fobias o derivados de una experiencia traumática.

-A través del dibujo, los niños expresan sus pensamientos, sus ideas y estimulan su comunicación con la expresión plástica.

-Mejora la psicomotricidad al tener que estar muy pendientes de no salirse, de hacer las líneas perfectas. Ellos mismos se irán superando y mejorando a cada dibujo que hagan.

Más sobre