Música para bebés, ¿cómo fomentar su gusto por los ritmos y las melodías?

La música presenta grandes beneficios para la salud de los bebés, gracias a que contribuye a su desarrollo cognitivo, les ayuda a mejorar su lenguaje y estimula su motricidad. Existen diversos métodos para que los niños amen la música desde muy pequeños, probando con diferentes melodías y combinaciones musicales.

Los bebés pasan por diferentes etapas de constante aprendizaje. Cuando se encuentran en la fase de los 6 a los 12 meses de edad, la música se convierte en un elemento muy importante para ayudarles en su desarrollo mental. Para ellos, la música es un juego didáctico porque sienten especial debilidad por los sonidos fuertes y disfrutan cuando golpean objetos o los lanzan para escuchar el ruido que provocan.

Beneficios de que los bebés escuchen música

Son muchos los beneficios físicos de la música a lo largo de la infancia, pero es especialmente positiva en los bebés, porque mejora su memoria, su capacidad de atención, su seguridad, les ayuda en el lenguaje, estimula emociones y fomenta el aprendizaje de normas y rutinas.

Según el estudio Brain, Music and Sound de la Universidad de Canadá, si los bebés escuchan música clásica, esta puede influir de manera positiva en su comportamiento, ayudando a su desarrollo intelectual y aportando grandes dosis de creatividad a su vida. Además, la música clásica ayuda a relajar al bebé para que pueda conciliar mejor el sueño o esté más tranquilo durante todo el día.

musica-para-bebes1VER GALERÍA

Cómo fomentar en los bebés el gusto por las melodías y los ritmos

Para que los bebés comiencen a desarrollar su gusto por la música, la mejor manera es que lo hagan desde el juego y la diversión. Por tanto, existen algunos métodos concretos para conseguir que tu bebé ame la música. Son los siguientes:

- Lo más importante a la hora de incentivar su gusto por la música, los ritmos y las melodías es no presionarles y que sean “libres” para moverse y sobre todo, para improvisar. Los bebés tienen que experimentar con todo lo que tienen a su alrededor. Si interactúas con ellos haciendo “ruido” a su lado y con una sonrisa, se sentirán más seguros y sociables. Para esta tarea, utiliza botellas o vasos de yogur llenos de arroz o legumbres, un bote y una cuchara, unas monedas…

- Invítales a participar en la escucha de las propias canciones, ya sea únicamente con contenido musical, con elaboraciones audiovisuales o directamente, con melodías cantadas por ti. Con el objetivo de estimularles, una gran idea es dar palmadas, tocar algún instrumento o dar pequeños golpes en el suelo llevando el ritmo de la canción.

- En función de la madurez del bebé, se puede ir añadiendo movimiento. El baile es otro método para fomentar el interés por las melodías. Coge a tu bebé en brazos y mueve tu cuerpo mientras le cantas una nana o escuchas música. Y cuando ya se mantenga en pie, baila a su lado con movimientos rítmicos sincronizados.

- Prueba con diferentes melodías para que vaya desarrollando el oído al escuchar diferentes ritmos. Es totalmente normal que una canción le guste más que otra y lo notarás en su expresión y movimientos, ¡vaya descubrimiento!

- Siempre que sea posible, llévale a un espectáculo musical, al teatro o incluso, a un concierto en directo. Descubrirá un mundo apasionante y divertido.

Más sobre

Read more