Cuatro cuentos para dormir de los hermanos Grimm

Además de las obras de reciente creación, los clásicos de la literatura infantil resultan vitales para la educación en valores de tus hijos. Mediante los también llamados cuentos para dormir, los más pequeños desarrollan su imaginación.

Uno de los momentos más entrañables de la jornada, cuando tienes niños pequeños, tiene lugar durante los minutos previos a que se vayan a dormir. Es justo entonces cuando, sentado en una de las camas de tus pequeños, rodeado de ellos, les lees uno o dos cuentos para dormir. Sin duda, se trata de la mejor manera para finalizar, tanto tu día como el de tus hijos.

Cuentos para dormir leídos por ti, la mejor forma de despedir el día

Predicar con el ejemplo es mucho más que una frase para decir a los demás, sobre todo, si eres padre o madre. Es entonces cuando ese dicho popular cobra todo el sentido del mundo. Para los niños pequeños, los padres son sus referentes, sus ídolos, las personas en las que desean convertirse.

La lectura es un hábito que ayudará a tus hijos a aprender multitud de conocimientos, a crecer como personas y a sumergirse en nuevos y divertidos mundos de fantasía. Sin embargo, es difícil que comiencen a leer, si no ven que tú lees. Por tanto, lo mejor que puedes hacer es leerles cuentos antes de ir a dormir.

Así conseguirás que tus hijos vinculen la lectura contigo, con ser buenas personas, y, también, que su mente se llene de agradables pensamientos con los que les será más fácil conciliar el sueño.

Nuestra selección de cuentos de los hermanos Grimm

- 'El plato de madera'. Pertenece al grupo de los cuentos para dormir de los hermanos Grimm menos conocidos y es vital para transmitir a tus hijos el valor del respeto y aprecio hacia las personas mayores. El plato de madera trata sobre una familia en la que el abuelo, debido a su avanzada edad, siempre derrama la sopa. A su hijo y a la mujer de este les molesta tanto esa situación que le relegan a comer en la cocina.

Allí, el abuelo rompe su plato y su hijo le empieza a fabricar uno de madera. Durante el proceso, el bebé del matrimonio juguetea con trozos de madera y un cuchillo, mientras informa a su padre de que se está haciendo su plato para cuando sea viejo. Gracias a estas inocentes palabras, su padre descubre que no está obrando bien, vuelve a permitir al abuelo comer con ellos y acepta que siempre derramará la sopa.

- 'El ganso de oro'. Érase una vez tres hermanos que vivían en un reino lejano. Al mayor de ellos le encomiendan la misión de recoger madera del bosque y allí acude con un pastel y una botella de vino. En el bosque, se encuentra con un anciano que le pide comida. El hermano mayor se la niega, sufre un accidente y vuelve a casa.

Tras ello, el hermano mediano tiene la misma suerte. Entonces, la tarea de recoger madera es para Tontín, el hermano menor. Pero, a diferencia de sus hermanos, él solo llevaba pan viejo y cerveza agria. Al encontrarse con el anciano, Tontín le ofrece parte de su comida que, en ese momento, se convierte en la misma de sus hermanos. Como muestra de agradecimiento, el anciano regala a Tontín un ganso de Oro. Para pasar la noche, Tontín se hospeda en un hostal. Allí, a la hija del ama de llaves se le antoja una pluma del ganso, pero al tocarla, se queda pegada al animal, del mismo modo que todas las personas que acuden a ayudarla.

Como habrás podido intuir, la moraleja de esta historia es doble. Por un lado, enseña la importancia de compartir y, por otro, la de no robar.

- 'La abeja reina'. Hacer el bien te ayudará a tener amigos y el valor del agradecimiento son los dos mensajes positivos para tus hijos que se desprenden de esta historia protagonizada también por tres hermanos. Como este cuento es un poco largo, te resumimos los ejes principales de la historia. En un primer momento, los tres hermanos, que son príncipes, viven en el bosque. Un día, el menor de ellos y protagonista, Simpleton, impide que sus hermanos destruyan un hormiguero, maten unos patos y ahuyenten unas abejas de su panal.

La segunda parte tiene lugar en un castillo encantado habitado por un señor mayor que les hospeda y les encomienda, de uno en uno, la misión de romper el encantamiento. Los dos primeros hermanos, a pesar de su esfuerzo, fracasan y son convertidos en piedra. Por su parte, Simpleton, ayudado por sus amigos los animales (hormigas, patos y abejas), rompe el hechizo y se casa con la hija menor del rey. Sus hermanos vuelven a su forma humana y se casan con las otras dos hermanas de la princesa.

- 'Caperucita Roja'. Este entrañable cuento trata sobre una niña que adora a su abuela y decide visitarla. Pero hay un problema, la anciana vive en una casa en medio del bosque. Antes de salir de su casa, acompañada de una cesta con comida, Caperucita es advertida de que tenga cuidado y no hable con desconocidos. Sin embargo, la inocente Caperucita entabla una conversación con un embaucador lobo.

Este animal propone a la niña echar una carrera hasta la casa de la abuela. Caperucita acepta y toma un camino diferente al del lobo, que llega antes. Allí, se come a la abuela y se viste con sus ropas. Al entrar Caperucita, el lobo trata de engullirla. Ella grita y un leñador que pasaba por el lugar mata al lobo y libera a la abuela, que sigue viva.

La enseñanza que se desprende de esta historia es también doble: obedecer a los padres y no hablar con desconocidos.

Más sobre

Read more