Canciones infantiles para que tus hijos adquieran hábitos alimenticios saludables

Las canciones infantiles constituyen una fantástica herramienta para educar a tus hijos en valores. Además, está demostrado que aprender es mucho más fácil si se hace de forma divertida. Y ya que la música forma parte de la vida desde la más tierna infancia, ¿por qué no transmitir también buenos hábitos alimenticios con las canciones infantiles?

Los ganchos pegadizos que incluyen las canciones infantiles resultan ideales para que los niños asuman, de manera rápida y divertida, los mensajes que les quieras inculcar. Así aprenderán sin esfuerzo, por ejemplo, a comprender el valor de tener unos buenos hábitos alimenticios.

Lavarse las manos antes de comer, los dientes al terminar, comer verduras y frutas, llevar una alimentación sana y equilibrada, etc. son algunos de los buenos hábitos alimenticios que los niños pueden aprender a partir de este tipo de canciones infantiles. Sin duda, un método mucho más eficaz que el de abrumar a tus hijos con mil y una indicaciones sobre los alimentos saludables.

Cómo han de ser las canciones para considerarse infantiles

La inmensa mayoría de las canciones que existen transmiten una serie de conceptos mediante el uso de la técnica de la redundancia, es decir, de la repetición constante de una serie de ideas fundamentales. En el caso de las canciones infantiles, la técnica empleada es exactamente igual. Solo se diferencian en los siguientes puntos:

- Deben ser alegres. La felicidad siempre funciona como un imán para los niños, ya que les ayuda a entender que lo que les transmites es bueno para ellos.

- Es recomendable que dispongan de diferentes ritmos y dinámicas que sorprendan a los más pequeños. La sorpresa y la curiosidad son dos de las emociones más importantes para un correcto y duradero aprendizaje.

- Los estribillos deben ser identificables y si son bailables, mejor que mejor.

- El mensaje, en este caso, relacionado con unos correctos hábitos alimenticios, tiene que ser concreto y claro.

Canciones infantiles para aprender buenos hábitos alimenticios

'El Twist de los alimentos'. El famoso grupo para público infantil Encanto, que acumulan quince discos de Platino en España (lo que equivale a más de medio millón de copias vendidas), incluyó en su álbum Cantajuegos Vol.6 (2010) el tema 'El Twist de los alimentos'.

canciones-infantiles2VER GALERÍA

En ella, hablan de algunos de los alimentos que no pueden faltar en ninguna dieta saludable que se precie: tostadas, pan, queso, frutas, aceite, ensaladas... y todo ¡a ritmo de twist!, uno de los géneros musicales más pegadizos y bailables que existen.

Parte del repertorio de Buena Banda. Desde Argentina, llega Buena Banda, un grupo formado por Sofi, Antú , Luli, Uriel y el entrañable pajarito Didín. Su discografía está repleta de canciones infantiles relacionadas con los buenos hábitos alimenticios, como 'A cepillarse los dientes', 'Para estar sanos y fuertes', 'A lavarse las manos', 'Dientes sanos' o 'Saber cuidarse'.

Además, otra virtud de este grupo es, precisamente, su procedencia. No son españoles y se nota en su acento, algo que puedes aprovechar para educar a tus hijos en el respeto y los valores cosmopolitas.

'A comer verduras'. Al lado de Argentina, se encuentra Chile, el país que ha visto nacer al grupo Cantando aprendo a hablar. Uno de sus temas más populares es 'A comer verduras', una de las mejores canciones infantiles de esta lista, donde recomienda a los niños lo que el mismo título indica, comer verduras.

Para convencerles y mediante una divertida repetición del gancho “a comer verduras”, transmite la idea de que las hortalizas y verduras siempre estarán por encima de la comida rápida y los fritos para disfrutar de una salud de hierro.

'Lávate las manos'. Una de las canciones infantiles más conocidas para aprender buenos hábitos alimenticios está interpretada por los famosos Lunnis. Su nombre es 'Lávate las manos', una composición que explica cuándo es necesario lavarse esta parte del cuerpo. Uno de esos momentos es antes de comer, ya que, así, los alimentos les sentarán mejor.

Más sobre

Read more