Audiocuentos infantiles para dormir a tus hijos

Los audiocuentos son una herramienta relajante que puedes utilizar para calmar y relajar a tus hijos y como complemento a la música y a tu propia voz.

Es cierto que, a la hora de irse a dormir, los niños preferirán que les acompañe una canción o la propia voz de los padres. Con nadie conectarán mejor que con ellos y su voz contándoles una historia les emocionará más que una voz extraña. Pero no siempre se puede y, a veces, el cansancio arrastrado durante el día puede llevaros a elegir algún audiocuento.

No negaremos que tienen ventajas: las personas que las narran y ponen su voz mantienen el ritmo y la entonación adecuados para que el niño escuche la historia adecuadamente. Si te inclinas por este recurso auditivo para que tus niños duerman, es mejor elegir historias que no tengan giros demasiado bruscos y audios sosegados y tranquilos.

Los audiocuentos con los que lograrás que duerma

- Jack y las habichuelas mágicas. Conocida en España como “Juanito y las habichuelas mágicas”. Un cuento antiguo que seguramente todos conocemos y que narra las aventuras de su desdichado protagonista ante un golpe increíble de suerte.

- El príncipe y el mendigo. No dejes de incluir en tu lista de reproducción alguna adaptación de esta maravillosa novela del escritor estadounidense Mark Twain. Cuenta la historia de dos chicos exactamente iguales físicamente pero separados por la clase social: uno vaga por las calles sin nada que llevarse a la boca y el otro pertenece a la aristocracia inglesa.

audiocuentos-ninos1VER GALERÍA

- El rey Midas. Una historia antigua que hunde sus raíces en la mitología griega. Es corta, perfecta para los minutos previos al sueño y además contiene una potente lección sobre el peligro de la avaricia desmedida y sobre lo importante que es pensar bien lo que queremos y sus consecuencias. Porque a veces tener todo el oro del mundo no es tan maravilloso como se puede llegar a pensar.

- El soldadito de plomo. Este cuento de Hans Christian Andersen narra la famosa y tierna historia del soldadito al que le falta una pierna y que, por la envidia de otros, sufre una serie de peripecias. Al igual que ocurre con “La pequeña cerillera”, esta historia es un llamamiento a la compasión y al amor por las criaturas que más lo necesitan.

- Sueño de una noche de verano. La comedia del escritor en lengua inglesa más importante de la historia, William Shakespeare, se ha versionado en multitud de ocasiones para diversos fines; uno de ellos es el público infantil, ya que los elementos fantásticos que aparecen a lo largo de la obra la hacen muy adecuada para los más pequeños.

- Alicia en el país de las maravillas. Si bien la historia original es más compleja, las adaptaciones infantiles del clásico de Lewis Carroll son perfectas para que tu hijo se duerma inmerso en un universo maravilloso poblado de divertidas criaturas y situaciones surrealistas. Se puede dividir su desarrollo en varias noches debido a la enorme cantidad de aventuras que vive Alicia.

- Inventa y graba. Otra opción que puedes contemplar y que se puede convertir en una divertida actividad para hacer en familia. Crea tus propias historias con tus hijos y luego grabadlas con un móvil u otro dispositivo, de tal forma que podáis escucharlas siempre que queráis. Las fuentes de inspiración son infinitas: anécdotas familiares, películas, mascotas, amigos

Más sobre

Read more