Canciones infantiles para facilitar el desarrollo motriz

Las melodías que hemos aprendido desde pequeños no sólo nos han servido de diversión, también nos han ayudado a desarrollar diferentes habilidades.

Cuando somos muy pequeños, nuestra apertura al mundo, nuestros primeros conocimientos y nuestros primeros juegos están relacionados con la música. El oído es uno de los primeros sentidos que desarrollamos, incluso ya desde que estamos en el vientre de nuestra madre. De ahí que las canciones infantiles sean un recurso estupendo para estimular diversas capacidades en nuestros hijos.

Música y motricidad

Concentración, memoria, atención, socialización, comunicación, imitación… La música tiene la perfecta ventaja de ayudar a fomentar todas estas habilidades, normalmente de forma combinada con el desarrollo motriz.

Los ritmos de las canciones infantiles, que suelen ser muy marcados y a la vez no muy intensos, incitan al niño a moverse al son de la música y, a su vez, desarrollar su coordinación, expresión corporal y motricidad. La suma de música y baile estimula no sólo sus sentidos, también el equilibrio, el control rítmico o su correcto desarrollo muscular.

Como hemos dicho, las canciones infantiles tienen la capacidad de fomentar más de una habilidad a la vez. Así lo vamos a demostrar a continuación con algunos de los temas más clásicos, conocidos seguro por todos los padres, que pueden servir de inspiración para que empieces a jugar con tu hijo.

Las mejores canciones tradicionales para el desarrollo motriz

- Soy una taza. Comenzamos con un clásico, que si bien es complejo para niños muy pequeños, puede ser apto ya para niños de 4-5 años. Un tema que consiste en ir imitando con los brazos del cuerpo los objetos que va mencionando progresivamente la letra. Fomenta no sólo la motricidad, también la memoria, la sincronización…

canciones-desarrollo1VER GALERÍA

- Un elefante se balanceaba. Otra canción con mucha historia que colabora en el desarrollo, sobre todo, del equilibrio. Mientras se canta, puede jugarse con el niño a mantenerse de pie sobre una línea o, si la queremos dibujar, una tela de araña, como los elefantes. Además, estimulará otras habilidades de nuestros hijos, como la de ir contando progresivamente, fomentando también la concentración y la memoria.

- Palmitas, palmitas. Un tema muy adecuado si queremos mejorar la psicomotricidad en las manos. Todos hemos jugado cuando éramos pequeños con nuestros amigos a los juegos de palmas. Esta es una canción perfecta para empezar a desarrollar estas habilidades y, progresivamente, ir complicando las combinaciones con otras melodías como “La ratita presumida”, “Don Federico”, “En la calle 24”…

- Al corro de la patata. Como  ocurre con otras canciones –recuérdese “El patio de mi casa”-, este tema se canta siempre en grupo y favorece, por tanto, la coordinación de los movimientos del niño en asociación con los de los demás. Entendemos, por tanto, la importancia de las canciones y de los juegos de toda la vida para el correcto desarrollo de los más pequeños. Y es que, en muchas ocasiones, lo que ha funcionado siempre sigue funcionando hoy en día.

Más sobre

Read more