Descubre estos cuentos cortos para que tus hijos duerman felices

Los cuentos cortos son la mejor opción para tus niños puedan dormir felices. Un relato breve, positivo y repleto de valores permitirá a tus hijos relajarse, el estado idóneo para que sus sentidos capten mejor los mensajes del cuento y, por supuesto, para que concilien el mejor de los sueños.

Los cuentos cortos para niños son uno de los mejores métodos para conseguir desterrar el miedo a la noche que, en muchos casos, padecen los más pequeños de la casa y, al mismo tiempo, que vinculen la lectura con sensaciones positivas, en lugar de con una imposición.

De esta manera, al marcar una transición entre la cena y el momento de irse a la cama, poco a poco, tus hijos se sentirán mucho más reconfortados y predispuestos a dormir del tirón.  

Además de ayudarles a dormir felices y relajados, los cuentos cortos antes de dormir pueden enseñarles muchas cosas. Cuando los niños entienden que se encuentran en un espacio seguro, acompañados por sus padres, resultan mil veces más receptivos que si detectan comportamientos vinculados con la obligación. De esta manera, desde muy pequeños, tus hijos descubrirán las bondades del siempre beneficioso hábito de la lectura.

Aunque ahora existan estudios que respalden todos esos efectos positivos, los cuentos cortos infantiles han pasado de generación en generación, siempre, con el mismo objetivo: transmitir valores y ayudar a los niños a dormir.

Los mejores cuentos cortos para que los niños duerman felices

En la actualidad, además de los relatos tradicionales con los que revivir tu propia infancia, puedes encontrar, a través de la red, una gran cantidad de cuentos cortos para ayudar a tus niños a dormir. De todos ellos, existen algunos destacados que resultan más positivos y ricos en valores:

El gato soñador

En un pueblo lleno de gatos vive Misifú, el protagonista de este cuento, que sueña con alcanzar algún día la luna. Misifú se pasa el día y la noche intentando llegar hasta la luna, casi sin darse cuenta de lo que sucede a su alrededor. ¿Será capaz de cumplir su sueño y lograr alcanzar algún día la luna?

El mensaje que transmite este delicioso cuento corto es la importancia de pensar en los demás. Además, que el protagonista sea un animal, desarrolla la imaginación de tus hijos y les ayuda a inventar gran variedad de juegos.

El malo del cuento

¿Te imaginas que un día el malo del cuento se cansara de ser tan malo y quisiera convertirse en el héroe? Esta es la gran pregunta con la que puedes iniciar la lectura de este cuento para despertar el interés de tus hijos.

La moraleja del relato es que la vida no es blanca o negra y las personas, tampoco. Dicho de otra manera, a veces, ni los malos son tan malos ni los buenos tan buenos. Pero claro, en esta historia se plantea una gran cuestión para los niños: si el malo quiere ser bueno, ¿qué pasaría con los cuentos?, ¿se quedarían sin personajes malos? Sin duda, estas preguntas resultan ideales para un mini debate sobre los valores antes de acostarse.

cuentos-dormir2VER GALERÍA

La farola dormilona

Cuando llega la noche, se encienden las farolas para iluminar las calles. Sin embargo, la farola de este cuento es muy dormilona y prefiere quedarse durmiendo cuando todas sus compañeras se ponen a alumbrar. ¿Cómo logrará la farola no volver a quedarse dormida para llegar a tiempo al trabajo de dar luz a su calle?

La importancia de los buenos hábitos es el mensaje principal de este entrañable cuento salido del pupitre de una escuela. Otra moraleja que se desprende es la de dejarse enseñar, sobre todo, y dirigido a los niños, por los padres y la familia, las personas que más les quieren.

Rafael y el reloj dorado

Rafael es un señor con un gran bigote blanco que tiene un enorme reloj dorado con el que controla los horarios de los trenes y hace que lleguen exactamente a su hora hasta la estación de ferrocarril. Una historia que trata sobre la importancia de la puntualidad, pero que también nos habla de amor y de fidelidad.

El sueño de Ahmed

Por culpa de la guerra, hoy en día, muchos niños tienen que abandonar sus hogares y su país. Atrás dejan su casa, sus amigos y toda su vida. Esto es precisamente lo que le sucede a Ahmed, el protagonista de este cuento. Sin embargo, Ahmed logra encontrar algo que le hará olvidar todas las guerras: la imaginación y la ilusión por cumplir un sueño. El cuento puede parecer demasiado sombrío para la noche, pero queda totalmente endulzado con una moraleja relacionada con la importancia de soñar y luchar por esos anhelos.

Más sobre

Read more