¿Es normal sentir dolor menstrual durante las primeras semanas del embarazo?

No es raro que algunos de los síntomas iniciales del embarazo se confundan con los de la menstruación.

Los nueve meses de embarazo son una montaña rusa de hormonas, sensaciones y cambios. Éstos se producen, sobre todo, durante el primer trimestre, período en el cual el cuerpo se adapta para dar cobijo a una nueva vida y hacerla crecer. Por eso, las embarazadas suelen sufrir más síntomas durante las primeras doce semanas.

Se habla normalmente de los típicos: las náuseas, los vómitos, la fatiga… Pero, realmente, cada mujer y cada cuerpo es un mundo. Algunas embarazadas experimentan muchos síntomas mientras que otras pasan una gestación mucho más tranquila. Unas mujeres padecen sólo náuseas y otras únicamente estreñimiento. No hay nada escrito ni 100% seguro.

El dolor menstrual: otro síntoma más

Entre los síntomas de los que menos se habla son aquellos que se pueden confundir con los de la menstruación. Y es que, si cuando las mujeres estamos con la regla experimentamos dolor en el vientre y cambios de humor debido a lo que en el fondo es una actividad hormonal, es lógico pensar que ante una explosión de hormonas como es el embarazo, estos síntomas también se presenten.

Así que podemos responder afirmativamente a la pregunta del título. Sí, es normal sentir dolor menstrual durante las primeras semanas del embarazo. Un dolor localizado en la parte baja del abdomen y que a todas nos suenan por lo molestos que son. Al producirse, además, justo en los momentos iniciales de la gestación, incluso antes de saberse embarazadas, estas molestias pueden confundirse con las de la menstruación.

dolor-embarazo2VER GALERÍA

Para aliviar los dolores, si no son muy intensos, intenta moverte de forma moderada, hidratarte o meterte en una bañera de agua no caliente. No tomes medicación sin consultar previamente con el ginecólogo.

Queremos también apuntar que suelen producirse también otro tipo de dolores abdominales durante el resto de meses del embarazo, pero sus causas son otras y tienen que ver con el peso del feto o la presión que ejerce este sobre el resto de nuestros órganos, huesos y músculos.

Dolor abdominal: señales de alarma

Como hemos dicho, un dolor similar al menstrual es normal y no debe de producirnos alarma. Sin embargo, si éste es muy intenso y se produce con asiduidad, es recomendable acudir al médico para ver si es la consecuencia de un problema más grave.

Asimismo, cuando el dolor no cesa y viene acompañado por otras molestias como la pérdida de sangre, secreción de flujo, fiebre o dolor al orinar, puede que algo no vaya bien, por lo que se debe solicitar ayuda médica.

En estos casos, el dolor abdominal podría ser consecuencia de alguna incidencia en el embarazo, como que se dé un embarazo extrauterino (donde el cigoto se implanta fuera del útero, normalmente en las trompas de Falopio), un aborto, un desprendimiento de placenta o alguna infección urinaria, entre otros.

Más sobre

Read more