Las nanas del presente, música 'chill out' para bebés

Las nanas más tradicionales evolucionan hasta crear un nuevo estilo de música para los más pequeños: ¡el ‘chill out’ para bebés ha llegado para quedarse!

Cada vez somos más conscientes de la importancia que la música tiene para el desarrollo psicológico y físico de nuestros hijos. En esta etapa de la vida, más que nunca es imprescindible participar activamente en el aprendizaje de los niños y las canciones específicas para ellos, lo hacen de la manera más acertada.

La importancia de la música para bebés

No es ninguna novedad que nuestros hijos, desde que son pequeños, necesitan estímulos sensoriales como sonidos y melodías. No sólo por placer auditivo, sino que los niños necesitan escuchar música porque es positivo para sus emociones y para el desarrollo de su aprendizaje general.

La música es un lenguaje universal y sirve como unión entre el bebé y su familia. Antes de nacer, el niño ya recibe impulsos auditivos como los latidos de la madre, la respiración y, sobretodo, las voces de sus padres. Por ello, el niño relaciona las melodías con el bienestar que le proporcionaba la tripa de su madre y su tranquilidad.

Se ha demostrado científicamente que la música otorga un estado de relajación profunda para los niños y les transporta a un ambiente completamente familiar. Cuanto más suave sea, más seguro y protegido se sentirá.

musica-bebes2VER GALERÍA

Género “chill out” para nuestros hijos

Las nanas tradicionales son canciones que los padres entonaban a sus bebés cuando éstos debían dormir. La explicación de su eficacia es que esta música para bebés se coordinaba a la vez con el balanceo de la cuna en la que el niño dormía. Así, el bebé entraba en un estado de tranquilidad tan profundo que finalmente se quedaba dormido.

El 'chill out' es un género que proviene de cualquier tipo de música y consiste en transformar todo tipo de canciones en sus propias versiones armoniosas o relajadas. Su existencia se basa en tranquilizar al oyente, éste es su único propósito.

Este género tuvo su auge hace unos años, pero es ahora cuando las empresas dedicadas a realizar música para bebés se han dado cuenta de la eficiencia que este género podría tener en el bienestar y en la relajación de los niños.

Aún así, lo más recomendable es el canto de la madre que, aunque tenga una voz desafinada, siempre será el sonido más relajante para el pequeño, ya que lo asociaría a sus meses de gestación y le proporcionaría buenas sensaciones como ya hemos comentado anteriormente. Las nanas no solo desarrollan el sentido del ritmo en los bebés, sino que además tienen un efecto afectivo y empático con sus progenitores.

Por tanto, ahora lo más común es encontrar listas de reproducción con nombres de nanas tradicionales, pero que suenen con un tono más sutil, suave y melódico para el deleite auditivo de nuestros bebés, que no tardarán en dormirse cuando las nanas ‘chill out’ estén sonando.

Más sobre

Read more