Cuando la cigüeña trae parejita: síntomas de embarazo múltiple

Los síntomas de embarazo múltiple no suelen variar respecto a un embarazo normal, pero sí se experimentan con una intensidad bastante mayor. Si estás encinta, comprueba los siguientes síntomas que mencionamos en este artículo porque puede que estés esperando dos nuevos miembros más en tu familia.

El inicio de un embarazo viene acompañado de una revolución hormonal de importante magnitud y es que precisamente, las hormonas, son las responsables de los típicos síntomas que sufren las futuras madres durante los intensos nueve meses de gestación.

Ahora bien, si hay más de una criatura en camino, este caos de hormonas será, en consecuencia, dos veces mayor. El organismo ha de prepararse para dar cobijo a dos fetos y garantizar su normal desarrollo hasta el momento del parto. En definitiva, los síntomas aparecerán antes y se desarrollarán con más intensidad.

Además, muchos embarazos múltiples son el resultado de tratamientos de fertilidad que consisten básicamente en tratamientos hormonales.

embarazo2VER GALERÍA

Síntomas relacionados con el embarazo múltiple

  • Náuseas matutinas. Si estás esperando dos o más hijos, es probable que las típicas náuseas y vómitos que se experimentan por la mañana sean bastante más intensas. La regla suele ser: a más fetos, más fuerza cobrarán los efectos del embarazo.
  • Sistema respiratorio. Durante la gestación, el útero aumentará de tamaño de tal forma que pueda dar espacio a dos o más criaturas. Por ello, hará presión sobre los demás órganos de tu cuerpo, entre ellos, la caja torácica. La embarazada notará más dificultad a la hora de respirar, apreciará esa sensación de falta de aire.
  • Fatiga, somnolencia y cansancio. Consecuencia de esa carencia de aire y, por tanto, de oxígeno, la futura madre también se notará mucho más cansada y con sueño si espera más de un bebé. Es importante escuchar al cuerpo, no hacer esfuerzos físicos desmesurados y descansar lo suficiente.
  • Sistema cardiovascular. Es normal que las mujeres que tengan un embarazo múltiple sientan, llegado el momento, algo parecido a palpitaciones. Y es que su corazón ha de latir más rápido para poder llevar la sangre a los dos fetos. Por otro lado, la presión del útero agrandado, que se produce también sobre los miembros inferiores, puede provocar la compresión de vasos venosos, dando lugar a varices en las piernas.
  • Aumento de peso. La retención de líquidos y el incremento súbito del tamaño del útero contribuirán a la subida de peso de la madre que, además, experimentará más apetito de lo normal, lo cual es lógico, ya que tiene que alimentarse a sí misma y a dos seres más. Es importante hacer caso a los profesionales médicos para llevar una correcta alimentación durante un embarazo múltiple.
  • La tripita. Un embarazo de gemelos o mellizos no se puede ocultar mucho tiempo, ya que el hinchazón en la tripa comenzará mucho antes de lo normal.
  • Sistema digestivo. La intensa actividad hormonal unida a la compresión de los órganos digestivos por la presión del útero darán lugar a ciertos síntomas que, dependiendo de la mujer, afectarán, por ejemplo, a la salivación. Algunas embarazadas sienten la necesidad de escupir frecuentemente. De igual manera pueden experimentar otros problemas como ardores, reflujo o estreñimiento.

De cualquier forma, tanto si piensas que estás embarazada, como si realmente estás ya en 'estado de buena esperanza, ten en cuenta que debes consultar con tu médico cualquier síntoma. El mejor que nadie te dirá qué hacer ante cualquier alteración que sufras y realizará un seguimiento exhaustivo a lo largo de todo el embarazo.

Más sobre