Descubre ocho curiosos síntomas físicos que podrían confirmar tu embarazo

El cuerpo de la mujer es un regalo digno de admirar, pero también es un organismo complejo repleto de misterios y enigmas. Cada fémina puede reaccionar de una forma completamente diferente a distintos estados y, en el caso de las embarazadas, esto también suele suceder.

Además de las típicas náuseas y de las ganas de ir a orinar con frecuencia, existen numerosos síntomas de embarazo que pueden parecer sorprendentes porque no son nada usuales, pero estas señales afectan a una parte destacada de la población femenina, aunque no sean los problemas más comunes en el proceso de gestación.

En el siguiente artículo, te mostramos los síntomas más curiosos que pueden afectar a las mujeres encinta en sus diferentes fases de embarazo. Son signos que afectan a pocas personas, pero aun así, merecen la pena destacarse por simple curiosidad o porque puede que estés teniendo alguno de ellos, así que no te asustes porque si te sientes identificada con ellos, ¡es perfectamente normal!

embarazo2VER GALERÍA

  • Aumento de volumen en diferentes zonas del cuerpo. La retención de líquidos es la causante de que muchas mujeres embarazadas comprueben como distintas zonas del cuerpo empiezan a crecer considerablemente. Por ejemplo, puede aumentar tu talla de zapatos, de pecho o, incluso, tu nariz puede incrementar su tamaño.
  • Mucosidades constantes. Seguramente puedes pensar que te esté rondando un resfriado, pero nada más lejos de la realidad, solo son mucosidades causadas por cambios hormonales, lo que provoca que las membranas se hinchen y se tenga esa sensación de secreción nasal. Para intentar solventar este síntoma, procura utilizar humidificadores de ambiente.
  • Pelo en diferentes zonas del cuerpo. Si tienes el pelo fino y tienes este síntoma, ¡estás de enhorabuena! El problema está en que puede crecer pelo en otras partes completamente diferentes, como la barbilla, los labios, los senos, etc. Las hormonas y su constante movimiento son las causantes de estos cambios tan sorprendentes.
  • Aumento del flujo vaginal (también denominado leucorrea). El flujo vaginal durante el embarazo se debe a una mayor producción de hormonas, de estrógenos y al hecho de que haya un mayor aporte sanguíneo hacia la zona vaginal. No te preocupes porque es un síntoma raro, pero es perfectamente normal, siempre y cuando este flujo sea blanquecino e indoloro, si esto no es así, deberías acudir a un ginecólogo para comprobar que todo va bien.
  • Acidez en el estómago. Es menos común que las anteriores, pero también puede darse durante el embarazo. No existe ninguna teoría certera sobre por qué sucede esto, pero muchos expertos aseguran que es debido a la opresión del bebé en la boca del estómago.
  • Las encías pueden inflamarse. Debido a los cambios en los niveles de progesterona y de estrógeno, así como al aumento del flujo sanguíneo, las encías pueden sangrarte en ocasiones, incluso cuando no estás cepillándote los dientes. Es importante mantener una buena higiene bucal con frecuencia para disminuir este síntoma en la medida de lo posible.
  • Tu olfato se agudizará. Desde que estás embarazada, puedes haber notado que ciertos olores que antes te pasaban completamente desapercibidos, ahora los percibes y te causan cierta repulsión. Los expertos sugieren que esta reacción olfativa tan particular a determinados aromas puede ser un sistema de autoprotección contra sustancias tóxicas que son perjudiciales y pueden afectar al adecuado progreso del feto.
  • Síntomas de canasancio y somnolencia. Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer tiene que adaptarse a cambios grandes en un periodo corto de tiempo. Descansar plácidamente es una manera de sobrellevar todo el estrés y de adaptarse mejor al nuevo estado

Si te has sentido identificada con alguno de estos síntomas es algo perfectamente normal, así que no tienes por qué asustarte. En cualquier caso, si presentas alguno de estos signos de manera prolongada, no dudes en consultar a tu médico y contarle tu problema, él mejor que nadie te sabrá decir si es normal o no.

Más sobre