Los 10 primeros síntomas que podrían confirmar tu embarazo

No todos los embarazos son iguales, ni todas las futuras madres sufren los mismos síntomas, pero la mayoría padecen algunos de los que describimos a continuación. Si estás encinta, seguro que te sientes identificada con varios de ellos. ¡Descubre los más comunes!

Intentar describir un embarazo al detalle es una tarea bastante complicada, ya que cada cuerpo es un mundo y cada mujer tiene su propio relato y sus propios síntomas. Si bien en la mayoría de los casos son situaciones comunes, es posible que, mientras algunas madres sufren muy pocos síntomas y de forma leve, otras tienen que sortear más obstáculos. Como es sabido, lo peor del embarazo ocurre en el primer trimestre, ya que es cuando las hormonas ocupan un papel muy relevante y preparan el cuerpo para el resto de la gestación.

Síntomas en las primeras semanas de embarazo

La confirmación definitiva del embarazo siempre la dará un ginecólogo, eso es necesario que lo tengas en cuenta. Pese a que las pruebas domésticas son muy precisas, se basan en los niveles de hormonas y pueden no ser 100% fiables. Igualmente, si estás en la situación de hacerte un test de embarazo, es que has notado algunos de los siguientes síntomas característicos de las primeras semanas:

embarazo2VER GALERÍA

  • Retraso mensual. Podemos calificarlo como el síntoma “de manual”. Suele ser la principal señal de alerta, sobre todo si la mujer suele tener ciclos regulares o está planificando de alguna forma.
  • Cansancio, fatiga y somnolencia. Debido al aumento de la progesterona, al inicio del embarazo, es normal que, al igual que en otros episodios hormonales, las mujeres se sientan más cansadas o se duerman fácilmente. Es un síntoma que se mantendrá durante el primer trimestre.
  • Náuseas y vómitos. Son de los síntomas más populares. Ocurren, sobre todo, por la mañana, pero no hay que ignorarlos si se producen más tarde. Lo normal es que no aparezcan hasta pasadas unas semanas de embarazo.
  • Sensibilidad y aumento de los pechos. La hinchazón de las mamas es un síntoma también propio de la menstruación, por lo que se puede confundir. Igualmente, si se produce por embarazo, será a los pocos días de la concepción.
  • Estreñimiento. Si no lo sueles sufrir habitualmente, es una buena señal de alerta sobre el embarazo. Se produce, como muchos otros síntomas, por la elevada concentración de progesterona en nuestro cuerpo.
  • Hinchazón abdominal. Es otra circunstancia que puede confundirse con los momentos previos a la menstruación, por lo que suele pasar desapercibida como una señal de embarazo.
  • Cambios de humor. Puede que te sientas más irritable o triste. Esto se debe a la gran actividad hormonal a la que está sometido tu cuerpo en los momentos iniciales de la gestación. Piensa que hay que preparar el organismo para alojar a otro en crecimiento.
  • Vértigos  y desmayos. Esta actividad hormonal ocasiona que la sangre circule un poco más despacio, lo que puede provocar leves faltas de oxígeno, aspecto que causa los conocidos mareos y desmayos de las embarazadas.
  • Ganas frecuentes de orinar. La concepción provoca un aumento del útero para alojar al embrión, contrayendo, a su vez, la vejiga que se llena antes de lo normal.
  • Rechazo a determinados olores o sabores. Igual que pasadas unas semanas vendrán los conocidos antojos, es normal también que se produzca al principio un aumento de la sensación olfativa de tal manera que existan algunos olores que provoquen absoluta aversión.

Más sobre