¿Por qué estos nombres ya no están de moda?

Ponerle un nombre a tu hijo o hija depende del año en que nazca, del personaje que más éxito esté teniendo en ese momento o de la serie que más seguidores tenga en esa ocasión. Es un asunto que tiene que ver con las modas y, como tal, tiene su tradición y su vanguardia, los éxitos que se quedan y los que no llegan. Vamos a fijarnos en estos últimos.

En pleno siglo XXI, es difícil encontrarnos con gente llamada Magencia o Gumersindo. En cambio, existen en España niñas cuyo nombre es Khaleesi o Arya, en referencia u “homenaje” a dos de las principales protagonistas de la exitosa serie Juego de Tronos. O niños llamados Neymar, como el futbolista del Barcelona.

No son casos muy comunes pero nos permiten entender qué hay detrás de la mente de los padres a la hora de bautizar a sus hijos. Es claramente un intento de trasladar al retoño las características del personaje, real o ficticio, del que ha tomado el nombre.

Enrique o Diana, nombres demodé

Otras veces ocurre que nombres que en una época han estado muy de moda, caen en desuso tras, podríamos decir, morir de éxito. Existen casos, como por ejemplo Jonathan, que triunfaron hace unos cuantos años pero que en esta época que vivimos no cuentan con el favor de los padres.

El Instituto Nacional de Estadística nos provee todos los años con la ansiada lista de los cien nombres más comunes entre los recién nacidos. Si tomamos la última que se hizo pública, veremos que Diana, Miriam, Nadia, Naiara, Anna o Erika no convencen a muchos padres hoy en día. Tampoco Enrique, José Antonio, Francisco Javier, Jon, Yago o Abraham. Algunos como Diana o Enrique son nombres que tienen tradición en España, en contraposición a Erika o Jon, cuya implantación se ha producido únicamente en las últimas generaciones.

nombres-de-ninos-no-estan-de-moda1VER GALERÍA

¿Qué nombres triunfaban hace diez años?

Si echamos un ojo a la lista de los veinte nombres que triunfaban hace diez años, veremos cómo la mayoría siguen presentes en la misma lista a día de hoy; sin embargo, existen varios casos que han perdido vigencia.

Cuando hablamos de nombres masculinos, nos encontraremos que Jorge, Iván, Miguel, Rubén, Antonio, Iker o Raúl se caen del grupo de los más populares a favor de otros como Martín, Lucas, Leo, Mateo, Izan, Álex o Marc. Llama la atención, sobre todo, el caso de Iker, que se puso de moda seguramente por el entonces portero del Real Madrid, Iker Casillas, que tantos triunfos cosechó.

Ahora son otros nombres del deporte los que se cuelan entre los favoritos de los padres, a saber: Leo por el jugador del Barcelona Leo Messi o Marc por el campeón del mundo de motociclismo Marc Márquez. También es curioso como Martín gana mucha popularidad justo después de que Iker Casillas pusiera ese nombre a su primer hijo.

En el caso de las niñas, hace una década era muy común que las recién nacidas fueran bautizadas con los nombres de Andrea, Nerea, Natalia, Elena, Rocío o Ainhoa, circunstancia que hoy ya no se produce con la misma asiduidad. Ahora es el turno de nombres como Martina, Valeria, Noa, Emma, Valentina o Adriana.

Al final, siempre nos quedarán los clásicos. Si bien Hugo es en la actualidad el nombre masculino que marca la tendencia; Daniel, Alejandro, Pablo o Adrián aparecen en las listas todos los años y suponen la opción más clásica para aquellos padres a los que no les gusta arriesgar. Lo mismo ocurre con Lucía, María o Paula, estables ya desde hace muchos años.

Pero si se identifican más con aquellos padres que se alejan de las modas y no quieren que sus hijos lleven el mismo nombre que sus coetáneos, puede que se inclinen por alguno de los menos comunes, pese a que, aunque no estén en boca de todos en 2017, puede que lo estén en 2027. Porque esto de los nombres es como los pantalones campana o las hombreras: unos años se llevan y otros no.

Más sobre

Read more