¿Truco o trato? Ideas para pasar un Halloween 'de miedo'

Este fin de semana celebra con los 'peques' la noche más terrorífica del año



No es una tradición tan castiza como el Día de Todos los Santos (1 de noviembre), pero sí una oportunidad muy divertida para disfrutar de un fin de semana 'de miedo' en familia. Fantasmas, brujitas, zombis, pequeños 'Frankensteins', monstruos, hombres lobo... La noche de Halloween es la excusa perfecta para dar rienda suelta a nuestra imaginación: desde el clásico 'truco o trato', que consiste en ir de puerta en puerta pidiendo golosinas o, en ocasiones, una pequeña 'propina', hasta organizar una fiesta 'altamente terrorífica' para tus hijos y sus amigos, Halloween ese ha ganado poco a poco un hueco en el calendario de grandes y pequeños.

Lo más importante: los disfraces. Las tendencias este año llegan en forma de 'pelis': algunos de los personajes más populares de la gran pantalla son los preferidos por los 'peques' a la hora de escoger su disfraz. Desde los héroes de Toy Story 3, Woody y Buzz Lightyear, los 'azulados' personajes de Avatar, la encantadora Alicia recién salida del País de las Maravillas, un fiero pero a la vez tierno dragón vikingo, la traviesa Campanilla... Aunque no sólo los estrenos más llamativos de la cartelera están entre las preferencias de nuestros hijos: Harry Potter, clásicos infalibles como Superman y Spiderman, el siempre popular capitán Jack Sparrow, fantasmas, brujitas y, por supuesto, toda suerte de personajes 'vampíricos' salidos de la popular saga Crepúsculo, también tienen su hueco entre las preferencias de los niños.



Si vas a celebrar una fiesta en casa, es importante que indiques en la invitación que los 'peques' deben acudir disfrazados; así te evitarás malentendidos y algún que otro enfado si uno de los niños se presenta sin el consabido disfraz. Aún así, nunca esta de más tener a mano un kit de pinturas para la cara o unas máscaras, pelucas o dientes postizos como los de Imaginarium, que hagan las veces de disfraz de emergencia.



1. Caretas, pinturas para la cara, piruletas de gelatina y dientes postizos, de Imaginarium. 2. Bandejas con formas, de Fiestafácil. 3. Moldes para bizcochos y tarta, de Lekué. 4. Guirnaldas con formas de Festa a Mida. 5. Stickers XL de Imaginarium.

La decoración es igualmente importante
: es aquí donde puedes dar rienda suelta a toda tu imaginación. Murciélagos recortados sobre cartulina negra, papel charol color naranja a modo de mantel, guirnaldas con forma de calabazas, hojas secas, unas sabanas viejas deshilachadas, hebras de algodón que imiten tenebrosas telas de araña, bombillas de colores, globos… Todo vale para tener la velada misteriosa perfecta. Algunas tiendas disponen de pegatinas XL o de foam, con motivos de fantasmas y brujas, aunque si quieres una velada divertida, siempre es mejor preparar la fiesta en familia, con las ideas de todos.

El menú: no hay duda de que los niños son nuestros invitados mas exigentes, así que tu menú de Halloween debe estar a la altura de las expectativas, lleno de ingredientes misteriosos. No pueden faltar, por supuesto, las 'chuches' con formas de lombrices, cerebros y arañas, así como las larguísimas tiras de regaliz, las nubes y otros dulces más tradicionales, como las pastillas de chocolate, las castañas o las manzanas de caramelo. En Lékué proponen algunas ideas escalofriantes, con recetas elaboradas con fantasmagóricos moldes para bizcochos, en forma de murciélagos, fantasmas o calaveras, o su molde de calabaza en tres dimensiones.

¿Quieres más ideas? No te pierdas los packs especiales de Halloween de LIDL: calabazas, disfraces, guirnaldas y hasta nuggets de pollo con formas fantasmales...




¡Feliz noche de brujas!

¿Tienes pensado celebrar una superfiesta de Halloween?

Más sobre

Read more