Emmanuel Kelly, a punto de dar el gran salto de su carrera: “¡Siento que tengo sangre española en mí!”

Si alguien tiene dudas de que la música no tiene fronteras, debería mirar la carrera de Emmanuel Kelly. El cantante nacido en Irak y que terminó creciendo en Australia, se convirtió en estrella en ese país luego de participar en el concurso de talentos The X Factor en 2011. Desde entonces, su carrera ha ido escalando paso a paso, al punto de ser invitado a cantar con Coldplay a fines del año pasado, y de firmar contrato con la nueva compañía discográfica de Philip Lawrence —compositor y colaborador de Bruno Mars— para lanzar su álbum debut, un disco que Emmanuel afirma que tendrá el espíritu de música “de John Legend, Justin Bieber—justo en el cruce de la voz ronca y el pop”.

emmanuel-kelly-1-600x840VER GALERÍA

“Vamos a comenzar a grabar en abril, así que tendremos el primer sencillo a más tardar en octubre, pero quizás antes que eso”, dice Emmanuel con su voz o energética desde Los Angeles. “En octubre voy a hacer mi primera gira por arenas en México, 10 ciudades, así que estamos planeando para tener algo por esa fecha”.

Cuando habla, Emmanuel nunca deja de derrochar optimismo, una actitud que lo ha llevado a superar enormes dificultades desde su nacimiento. Él y su hermano Ahmed nacieron con extremidades deformadas tras haber sido expuestos a químicos que se sospecha fueron usados en la Guerra del Golfo. Ambos fueron adoptados por la activista humanitaria australiana Mora Kelly, quien les dio toda la ayuda y el cariño que necesitaban. Ahmed se convirtió en nadador paralímpico y Emmanuel ha dedicado su vida a la música.

“Cuando la vi entrar al orfanato, me pregunté cómo había conseguido una visa para entrar a Iraq”, recuerda del momento en que conoció a su futura madre, a los 7 años. “Y luego me pregunté si era un ángel. Y una tercera cosa: ¿Puede ayudarnos?”.

Moira había escuchado de Emmanuel y Ahmed cuando estaba en Albania trabajando en llevar a niños que necesitaban ayuda a Estados Unidos. Una monja le habló de estos dos niños iraquís que necesitaban su ayuda. “Al principio, mi mamá como que no tomó la historia en consideración”, dice Emmanuel, “pero después, en el avión, siguió pensando en esos niños de los que le habían contado. Y cuando iba de regreso a Australia hizo un ‘desvío’: paró en Jordania, y consiguió visa para entrar a Iraq”.

“Le tomó 3 años llevarnos a Ahmed y a mí a Australia”, recuerda el cantante, antes de contar la larga lista de operaciones que recibieron en el país oceánico, donde también aprendieron a caminar. Luego vinieron muchos otros logros, pero el mayor de ellos fue saltar a la fama tras participar en la versión australiana de The X Factor cantando Imagine de John Lennon en 2011.

Moira, su madre, recibió hace poco una increíble sorpresa. Chris Martin, de Coldplay, vio un video de Emmanuel gracias al doctor Habib Sadeghi, fundador de la fundación Love Button. “Chris le pidió que me encontrara, porque quería conocerme, pero después de 4 meses, se rindió”, dice Emmanuel. “Pero luego el doctor Sadeghi encontró la fundación de mi madre [Children First], y al ver su trabajo decidieron entregarle un reconocimiento en un concierto de Coldplay en Australia… ¡Pero no le dijeron que me iban a volar ahí de sorpresa para cantar con Coldplay! ¡Cuando aparecí en el escenario, fue simplemente mágico!”.

Otro momento mágico ocurrió cuando Emmanuel viajó a Nueva York en septiembre pasado, de invitado especial a la fiesta de lanzamiento de HOLA! USA. La invitación surgió de la relación que el artista ha desarrollado con Mamen Sánchez, directora adjunta de ¡HOLA!, y su familia. “Mamen y ¡HOLA! son como mi madre española y mi madre española”, dice, “Ella es muy intensa y divertida. ¡Siento que tengo sangre española en mí!”.

Quizás esa energía positiva y esa capacidad de conectar con gente de todo el planeta sean lo que ha llevado a Emmanuel a sentirse como en su casa en Los Angeles, la ciudad a la que se mudó hace solo un par de semanas para dar el nuevo salto en su carrera.

“Adoro L.A.”, dice, lleno de energía a pesar de que son las 7am en California. “Me encanta la energía: es divertida y cool. Es una de esas ciudades que tienen todo tipo de gente, muy diferente entre sí. Avísame cuando vengas por aquí y te llevo a tomar café, ¿vale?”.

Más sobre

Read more