¿Qué le pasa a Madonna?

Su gira 'Rebel Heart' ha estado marcada por el escándalo y la polémica

En muchas oportunidades a lo largo de su carrera se ha vinculado el escándalo al nombre de Madonna, y estos días ha vuelto a suceder. Todos saben que la ‘Reina del Pop’ está atravesando uno de los peores momentos de su vida desde que comenzó la dura batalla judicial por la custodia de su hijo, Rocco, con su ex esposo Guy Ritchie.

La cantante y el cineasta británico están en medio de un largo enfrentamiento y, mientras él acude a juzgados en Londres y, según el Daily Mail se asesora con la organización Fathers4Justice, ella no para de llamar la atención con su inapropiado comportamiento en medio de su gira Rebel Heart.

madonnaVER GALERÍA

Lo que podría ser la gira del escándalo llegará a su fin el próximo fin de semana con dos conciertos en Sídney, pero lo cierto es que aunque se acerque la fecha de cierre todavía la polémica no parece acabar. Tal es así que el paso de la artista por Brisbane, Australia, ha dado mucho de qué hablar. Por un lado, Madonna comenzó su presentación tan tarde que muchos asistentes exigieron el rembolso de la entrada. En lugar de comenzar el show a las 8, tal y como estaba previsto, la cantante hizo su aparición a las 11:20. Pero eso no ha sido todo.

Recientemente, en su segunda actuación en Brisbane también sembró polémica cuando invitó a subir al escenario a una joven espectadora. De pie al lado de su fan y mientras hablaba por el micrófono, la artista tiró del corsé que lucía la adolescente dejando al descubierto uno de sus pechos. La edición australiana de Daily Mail cuenta que a la chica de 17 años de edad, cuyo nombre es Josephine Georgiou, no se sintió ofendida por el comportamiento de Madonna. “La joven aspirante a actriz dice que a pesar de la legislación australiana considera un crimen tocar indecentemente a alguien sin su consentimiento, ella nunca demandaría a la estrella del pop”, se lee en el medio antes citado.

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

Como decíamos, éste no ha sido el primer comportamiento errático de la diva ya que hace algunos días expresó sobre el escenario de Rod Laver Arena, Melbourne, Australia: “Hoy voy a hacer algo que nunca he hecho, y es beber mientras canto… Por Jesucristo, traedme una copa”.

Desde que su hijo Rocco, de 15 años de edad, decidiera no regresar a Estados Unidos con su madre luego de haber pasado las vacaciones de Navidad con Guy Ritchie, Madonna no ha dejado de manifestar en público el dolor que siente. Tanto es así que ha estado utilizando las redes sociales para expresar el amor por su hijo, además de dedicarle al joven unas palabras en pleno concierto en Nueva Zelanda. “No existe un amor más fuerte que el que tiene una madre por su hijo”, dijo sobre el escenario tras manifestar que lo echaba mucho de menos.

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

Más sobre