Entrevistamos a Hugo: ‘En cuestión de mujeres soy muy tímido, pero busco palabras y me lanzo al ataque’

SUEÑO Y REALIDAD
¿Operación Triunfo fue el sueño y ahora pisas en la realidad?
Si, digamos que he vivido un cuento de hadas ahí dentro. No me he despertado todavía, no sé si será bueno o malo, pero yo soy así, muy soñador. Todavía no me he despertado de ese sueño y no me pienso despertar.
¿Qué es lo que te gusta hacer cuando tienes un minuto para ti?
Lo que hacía antes. Sigo yendo a los mismos sitios de antes, me sigo comprando la misma ropa de antes. Sigo siendo el mismo de antes, creo que ese es el piropo más bonito que me ha dicho la gente. ¿Por qué voy a tener que cambiar? ¿Qué he hecho yo?. He sido un concursante de un programa de televisión. Un artista no se hace en siete u ocho meses, se hace con los años, con experiencia y convivencia. Yo estoy trabajando para serlo y me estoy hartando de trabajar, de aprender y exprimir lo positivo de cada cosa que hago, pero no soy artista, que no me llamen así aún, ojalá dentro de unos años me lo llamen y yo lo sienta y diga ¡me he convertido en un artista!.
¿Cómo eres?
Soy demasiado crítico conmigo mismo, demasiado perfeccionista y a la larga eso es malo porque no te permite ser tu mismo en muchas cosas. Soy maniático del orden, demasiado ordenado y escrupuloso. Para lo bueno, soy una persona muy sincera y no me callo nunca lo que pienso. Soy muy cariñoso.
¿Eres el típico chico guapo?
En la Academia entré con una losa, entré como el guapo y hay mucha gente que dijo que yo no estaba ahí por otra cosa que por mi careto. Pero creo que es injusto y que no se queda quinto por tener una cara bonita. Cada vez hay más gente que no me dice guapo, sino que me dice que canto con mucho sentimiento, y eso me gusta. Pero una buena imagen ayuda a vender discos
Creo que sí, ayuda mucho. Pensaba que un cantante era un voz, y me he equivocado, porque un cantante es una persona y un carisma. De hecho, los grandes cantantes de este país no se caracterizan por tener una gran voz, sino por tener un carisma, un sello, una personalidad, que es lo más importante.
¿Con qué disfrutas?
Ahora con cantar sobre un escenario, es increíble. Me sorprendo cuando subo a un escenario y veo a miles de personas. Me da igual cantar a veinte mil personas que a diez, incluso creo que es más difícil cantar para diez.

Más sobre

Read more