Es que, la experiencia es un grado
Sí, está claro. Estoy aprendiendo miles de cosas, cada día me doy cuenta de que aprendo cosas nuevas. Estoy muy contento y disfruto de cada instante.
No habías salido de Isla Cristina, y ahora no paras. ¿Qué te falta de tu tierra cuando no estás en ella?
Un poco de todo. Ahora no tengo tiempo para ir mucho, estoy bastante liado, pero me compensa. Todo es distinto y todo me sorprende. Por eso digo que cada vez disfruto más porque voy asimilando todo lo que me ha pasado de unos meses a esta parte. He llegado aquí y tengo los pies en el suelo. Y tengo que disfrutar mucho de esto, aunque me asusten muchas cosas. Eso no quita que eche de menos a mi familia, el pueblo en sí, la vida que tenía en el pueblo, a mis hermanos, a mis amigos. Ahora es otro mundo. Tengo la sensación de haber vivido en tres mundos distintos en muy poco tiempo: antes de entrar en la Academia, durante el tiempo que estuve allí, y después de salir. En la Academia no había cielo, ahora por lo menos sí, y he comprobado que sigue del mismo color..
Pero también habrás tenido allí tus buenos momentos, ¿no?
Claro que sí.
¿Qué te dice tu familia? ¿Qué consejos te ha dado?
Mis padres me han dicho que disfrute y que no cambie nunca. Que siga hacia delante y que le eche valor.
¿Te consideras valiente?
Sí, para estar aquí hay que ser valiente.

Elena Gadel y Beth, sus mejores amigas
¿Eres sensible?
Sí, mucho
¿Y romántico?
También
Lloraste cuando Elena Gadel se marchó de la Academia y se habló entonces de que había algo más entre vosotros...
Lloré porque sentí su marcha.
También forjaste en la Academia una buena amistad con Beth, se os ha visto juntos en varias ocasiones, y se dice que sois pareja ¿Es cierto?
Lo único que tengo que decir a este respecto es que son tanto Elena como Beth son dos de mis mejores amigas ahora mismo. De los diecisiete que somos, ellas son con la que tengo más confianza, al igual que con Dani y con Joan también tengo buena relación. Y nada más, simplemente es eso. Uno entre diecisiete personas coge más confianza con unos que con otros, hay personas que te ayudan mucho, de las que acabas dependiendo un poco. Cualquiera que esté viviendo o que haya vivido esto lo puede decir, porque esto que nos está pasando es muy grande, tienes bajones y necesitas gente que te apoye. Y esta es la gente que me apoya, al igual que Dani, Joan o muchos de ellos, en la que tienes un hombro para contarles tus cosas, simplemente eso.

Más sobre

Read more