Beyoncé y los vestidos dorados, una historia de amor que dura 16 años

La artista ha vuelto a estrenar un diseño con su color de la suerte, tanto dentro como fuera del escenario

Beyoncé no necesita coronas para demostrar que es una auténtica reina -no en vano el mote que recibe por parte de sus fans es el de 'Queen B'-, además de ser una de las artistas más premiadas de la historia por su carrera musical, sus elecciones estilísticas siempre consiguen trascender. Ya sea por sorprender a sus seguidores o por convertirse en el centro de atención por sus vestidos de fiesta de alfombra roja, el poder de sus looks -en cuanto a moda se refiere- no se puede achacar a otra cosa más que a su relación tan cercana con las tendencias. La última ocasión ha sido la inauguración de los Tyler Perry Studios en Atlanta. Aunque se celebró el pasado sábado por la noche, no fue hasta el domingo cuando la diva compartió en sus redes sociales el conjunto que había elegido para la cita, una obra que le hacía parecer como si realmente hubiera acudido cubierta en purpurina dorada. Y es que el impactante diseño en color oro de 'efecto glitter', le sentaba como una segunda piel al tratarse de una prenda ceñida. 

BeyoncéVER GALERÍA

El vestido era obra de Yusef Al Jasmi, un diseñador árabe que, como los artistas de oriente, se nutren del imaginario fantástico de su cultura para crear piezas de ensueño. Oriundo de Kuwait, sus diseños buscan celebrar las formas y belleza femeninas mediante looks elegantes. El director creativo, además de looks de alta costura, tiene líneas nupciales y hasta de moda más casual para el día a día. Puede que Beyoncé haya sido la última en haber apostado por él, pero son varias las celebridades que han lucido sus creaciones. Estrellas de nivel internacional como Lady Gaga, Jennifer Lopez, Mariah Carey o Taylor Swift, quienes han llevado sus obras de cuento de mil y una noches tanto dentro como fuera de los escenarios.

BeyoncéVER GALERÍA

El diseño de Beyoncé era de cuello alto con manga larga y falda hasta los pies. Un vestido que se amoldaba a la perfección a su silueta, potenciando cada una de sus curvas. Y es que por contradictorio que parezca, una de las primeras recomendaciones de estilista a las mujeres con siluetas curvilíneas es la de marcar las formas, ya que, de lo contrario -escondiéndolas bajo prendas anchas- las dimensiones parecen incluso mayores. El color no podría ser otro que el dorado, un metal precioso que se ha convertido en el preferido de la diva del pop, ya que lleva luciéndolo desde los comienzos de su carrera, cuando formaba parte de la composición Destiny's Child.

BeyoncéVER GALERÍA

Han pasado más de 16 años desde que Beyoncé le dio una oportunidad al oro en su armario. Todo un punto de inflexión en su vida ya que, desde entonces, no ha podido prescindir de él como se puede descubrir en esta galería. Viendo la trayectoria profesional de la cantante (siempre en ascenso), podría parecer que esta tonalidad se ha convertido en su color de la suerte. Con vestidos dorados ha cosechado todo tipo de premios musicales, sí, pero también reconocimientos en otros proyectos como fue su participación en 'El Rey León', empresa en la que dio vida a la leona Nala con su voz.

Más sobre