Taylor Swift y la historia de su vestido de 'chica Bond' que vuelve a estar de moda

Sophie Turner, actual pareja de su exnovio Joe Jonas, ha llevado el mismo diseño con el que la cantante triunfó hace 3 años y que se presentó en 2013

Por mucho que celebridades con más éxito traten de destacar por su originalidad de sus diseños cada vez que tienen una cita de altura, hay veces en las que caer rendidas ante un mismo modelo es inevitable. Ha sido el caso del diseño de Alexandre Vauthier, quien ha conquistado este fin de semana a Sophie Turner. La actriz de Juego de Tronos lució una de sus creaciones, en color azul marino, durante la fiesta de cumpleaños de su pareja, Joe Jonas que seguía una temática inspirada en James Bond. Sin embargo, aquel vestido con escote de infarto resultaba más que familiar a los fans de la intérprete. Y es que se trata de una obra del diseñador que ha sido lucida en diferentes ocasiones por algunas de las más influyentes del star system y en la tonalidad más oscura de la paleta, como es el caso de una de las exnovias del cantante, que a su vez es artista de fama internacional, Taylor Swift, o la modelo Andreja Pejic.

Taylor SwiftVER GALERÍA

El vestido pertenece a la colección de Primavera/verano 2013 de la firma francesa. Y es quizás uno de los motivos por los que más éxito tiene la prenda es porque se trata de un vestido personalizable, ya que permite diferentes posibilidades a la hora de lucir el escote. Se puede llevar tanto tipo halter, anudado detrás del cuello, como totalmente abierto -dejando un escote con forma de 'U'-, sujeto siempre al collar metalizado dorado.

Sophie TurnerVER GALERÍA

En el desfile de su propuesta de alta costura predominó como elemento protagonista el esmoquin, realizado a la perfección. En cuanto a las prendas más femeninas, los cut outs en diseños largos y cortos de largos asimétricos con detalles de cuero a contraste mostraban el lado más roquero, siempre con actitud felina, con el denominador común de la sensualidad. Una paleta cromática que se movía entre el negro y el azul noche, perfecta tanto para la cita posterior a los premios Oscar como para una fiesta inspirada en el glamour de las películas del espía 007. 

Vauthier VER GALERÍA

El hecho de que un vestido que se presentó para una temporada concreta se haya convertido en una pieza que las celebridades se niegan a dejar caer en el olvido, solo se puede traducir como que es un diseño que resiste el paso del tiempo. Además del color oscuro, una apuesta segura cuando se busca sobrevivir a las tendencias, la anchura asimétrica cargada de elegancia, y combinada con el escote y abertura, hacen que sea el perfecto lienzo sobre el que añadir accesorios que actualicen la creación exclusiva según el momento en el que se luzca. Por ello, los peinados, bolsos o incluso el calzado de las artistas y modelo, se convierten en los elementos clave a la hora de rescatarlo año tras año.

Más sobre