Karlie Kloss e Ivanka Trump, dos cuñadas y el perfecto traje azul

La supermodelo interpreta una de las tendencias del verano y aproxima su estilo con el de la empresaria

La supermodelo Karlie Kloss e Ivanka Trump vuelven a aproximar sus estilos, esta vez, con una prenda que ya estrechó sus vestidores: un traje sastre azul. Una elección que es tendencia en las colecciones de primavera-verano, e incluso lo fue en las ediciones Pre-Spring; y que, ahora, el ex ángel de Victoria's Secret demuestra que es una apuesta que nunca pasa de moda, ya que su conjunto adelanta las propuestas que saldrán a la venta el próximo otoño. Eso sí, en esta ocasión, su conexión es aún mayor, pues lo combina como hiciera su cuñada el pasado mes de abril.

Karlie KlossVER GALERÍA

-Lee también: Ivanka Trump y Karlie Kloss, dos estilos cada vez más próximos.

Para acudir al Good Girls Do Good: A Female Empowerment Panel en Macy's (Nueva York), Karlie Kloss adelanta una de las creaciones que se vio en la pasarela de otoño-invierno 2019-2020 de Carolina Herrera. Se trata de un traje sastre compuesto por blazer en crepé con hombros realzados (3.000 euros) y pantalón a juego de talle alto y pernera estrecha (1.494 euros). En contraste, decide llevar unos salones en satén de color negro, modelo Gianvito de Gianvito Rossi (605 euros).

Karlie KlossVER GALERÍA

El pasado mes de abril durante la anual Milken Institute Global Conference en el The Beverly Hilton Hotel de Los Ángeles, Ivanka Trump también confió para su imagen en la combinación de traje azul y salones en negro. Su elección era un conjunto de Partow que combinaba con los mismos zapatos que en el día de ayer calzó la supermodelo.

Ivanka TrumpVER GALERÍA

Aquel día de abril de 2019, la elección de Ivanka Trump no estuvo exenta de la anécdota. Y es que su traje sastre en color azul conectaba con Karlie Kloss, pues esta ya había definido su imagen a través de un conjunto de chaqueta y pantalón en similar color. De la colección Pre-Spring 2019 de Ralph Lauren, la supermodelo estadounidense prefirió en aquella ocasión combinar estas creaciones con unos salones de corte clásico en el mismo tono para crear un look monocromático. Un acabado que con su último estilismo contrastado logra aproximarse más a los gustos de la hija de Donald Trump.

Más sobre