El inesperado duelo de estilo premamá entre Keira Knightley y Blake Lively

Las actrices, que habían llevado la noticia en secreto, revelaron sus respectivos embarazos el mismo día

Cuando parecía que las redes se habían convertido en la plataforma oficial para anunciar los embarazos (Laura Escanes o Sara Sálamo son algunas de las últimas que se han sumado a la tendencia), las actrices de Hollywood han decidido dar un paso atrás escogiendo un lugar igual de mediático, pero más analógico para revelar la noticia: la alfombra roja. Y es que Keira Knightley y Blake Lively, dos de las celebridades más famosas del sector cinematográfico, optaron este jueves por dar a conocer la buena nueva con tan solo unas horas de diferencia. A casi 6.000 kilómetros de distancia y con un océano de por medio, las intérpretes se presentaban en la red carpet revelando sus respectivas barriguitas con unos looks de fiesta a la altura de las especiales circunstancias.

Keira Knightley Blake Lively duelo de estiloVER GALERÍA

Keira Knightley eligió París para mostrar por primera vez su nueva silueta premamá, ya que tenía una cita con Chanel, marca de la que es imagen. Al cóctel en la Plaza Vendôme acudió con un diseño de la firma francesa, que es su apuesta segura para grandes ocasiones, como cuando recibió la Orden del Imperio Británico. Femenino, romántico y de estética naíf son las características que busca la estrella inglesa cada vez que se presenta a una cita formal o de gala, igual que en este cóctel.

En tonos blancos y empolvados, la actriz inglesa lució un vestido de manga corta de cuello redondeado y corte imperio, ceñido debajo del pecho, cuya falda vaporosa llegaba hasta los pies; un look que conectaba a la actriz con su personaje de Orgullo y Prejuicio haciendo que, por una noche, recuperara a Elizabeth Bennet. El único elemento que la distanció de su papel como protagonista de la novela de Jane Eyre fueron las sandalias de tiras con brillantes, un calzado cómodo que mantenía sujeto su pie para poder lucir sin problema el estilismo que anunciaba que espera su segundo hijo.

Blake LivelyVER GALERÍA

Por su parte, la aparición de Blake Lively causó expectación por partida doble. La intérprete de Gossip Girl llevaba algo desaparecida de las redes sociales desde enero, levantando las sospechas de sus fans de que podría tratarse de algún nuevo proyecto como acostumbra a hacer cada vez que se prepara un nuevo papel. Cuando este jueves se presentó en la alfombra roja con un diseño que marcaba su incipiente barriguita, el misterio de su silencio quedaba resuelto. La noticia de su tercer embarazo se desveló en primicia en la premier de Detective Pikachu, donde su pareja, el actor Ryan Reynolds, interpreta al pokémon eléctrico.

Si Keira quiso dejar salir su lado más romántico, Blake prefirió resaltar su faceta más glamurosa con un vestido de Retrofête, el modelo Rebecca Sequin Slip Gown (761,04 euros), cubierto de lentejuelas con tirantes espagueti que hizo brillar a la intérprete. La actriz -famosa sobre la alfombra por no necesitar estilista y dar siempre en el clavo- remató la mezcla con un cinturón estilo fajín en amarillo que marcaba más su tripita y unas coloridas sandalias de Stuart Weitzman (356,65 euros) de 11,5 centímetros de tacón y pulsera al tobillo. Pero el plato fuerte entre tanto efecto glitter fue el exclusivo bolso de Judith Leiber cubierto de cristales multicolores, una de las firmas exclusivas preferidas de Kim Kardashian. Un accesorio con forma de balón de playa tan original que se encuentra actualmente agotado en la tienda de la diseñadora de complementos.

Más sobre