vestido fiesta corto con plumas

Vestidos de fiesta con plumas, la nueva obsesión de las expertas en moda

Detrás de las creaciones que están conquistando a las 'influencers' hay dos italianas con mucha audacia

Han pasado casi tres años desde que en febrero de 2016 las amigas Gilda Ambrosio y Giorgia Tordini fundasen su propia firma, The Attico. Y han dado para mucho. Cuentan con el beneplácito de empresarias y tops internacionales como Kylie Jenner o Rosie Huntigton-Whiteley (la modelo no ha parado de llevar sus vestidos antes y después de su maternidad); son un referente en cuanto a prescripción de moda (Gilda fue imagen de la campaña de Uterqüe en noviembre de 2017) y además han posicionado sus creaciones en portales de firmas de lujo como Net-a-porter o Farfetch. No las verás desfilar en las Semanas de la Moda, pero sí en las primeras filas de los front rows más exclusivos. Tampoco venden en tiendas físicas. Sin embargo su plan funciona: tienen una red cada vez más grande de amigas e influencers que se desviven por sus diseños. El último hito ha sido un vestido de fiesta corto con plumas de avestruz que avanza la que seguro será una de las grandes tendencias de la primavera. De Los Angeles a San Petersburgo pasando por Alemania, estas creaciones han servido de precedente para convertir las plumas en el relevo de las lentejuelas.

Al hilo de los looks más espectaculares en algunas de las alfombras rojas más importantes del año, como el de Lady Gaga en el Festival de Venecia (ocasión en la que impactó con un diseño de Valentino de alta costura) o Margot Robbie en los SAG Awards, con su vestido de Miu Miu con la cintura emplumada, Gilda y Giorgia han tomado buena nota del efecto que provoca un vestido de plumas. Por eso han diseñado una colección de piezas exclusivas entre las que destacan las versiones mini en rosa flamenco y azul Klein como las que ya han lucido en Turin (imagen superior) influencers como las modelos Ann-Kathrin Brömmel o Mandy Bork. Además de esta colección cápsula de vestidos, las italianas han creado otras piezas emplumadas como tops y bolsos pero todas ellas están solo disponibles en la tienda multimarca de LuisaViaRoma.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Giorgia Tordini (@giorgiatordini) el

Altas, bajitas con pecho o con curvas, con las propuestas de las diseñadoras comprobamos que hay un vestido de plumas perfecto sin importar la talla o el tipo de cuerpo. Eso sí, la que quiera uno de estos looks con sello italiano, tiene que estar dispuesta a gastarse al menos 3.780 euros; lo que cuestan los vestidos cortos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

En su caso, Kylie Jenner lo tuvo claro. Su flamingo look, en lugar de ser corto era otro modelo de distinta colección pero con plumas teñidas de rosa. Con cuello halter y largo asimétrico, es la inspiración para quienes busquen una opción igual de glamurosa pero más de entretiempo. En concreto este diseño podía encontrarse en Farfetch hasta hace días pero, aunque ya no está a la venta, sirve al menos para dar una idea sobre cómo lo combina la empresaria de 21 años y buscar opciones asimétricas similares en otras marcas de lujo o más asequibles (entre ellas Marchesa o Pretty Little Things). En su caso, la clave pasa por llevarlo con cinturón negro (al estilo de la co-fundadora de Attico) y con las sandalias Peony de Giuseppe Zanotti. 

Más sobre