¿Por qué el último estilismo de Blanca Suárez es más de 'royal' que de alfombra roja?

La actriz se suma a una de las marcas preferidas de la Duquesa de Cambridge para asistir a los premios Fénix de cine en México

De alfombras rojas y presentaciones parece estar repleta la agenda de Blanca Suárez. Sin embargo, su último estilismo bien podría haber desfilado en un evento de la familia real británica. La actriz ha elegido un vestido de Temperley London, una de las firmas protagonistas del armario de la Duquesa de Cambridge, y la verdad es que no solo ha coincidido en la elección de una de sus marcas preferidas, sino también en el color azul claro de uno de los últimos estilismos elegidos por Catherine Middleton. 

Blanca SuárezVER GALERÍA

Si hace unos días la actriz nos mostraba un nuevo look estampado de flores y lentejuelas en versión minivestido, Blanca Suárez acaba de repetir fórmula gracias a este vestido largo de lentejuelas para asistir a los premios Fénix 2017 del cine en México. Misma marca, mismo color, pero diferente estilo: la Duquesa de Cambridge recurrió también a Temperley London para lucir uno de sus primeros looks premamá tras conocerse la noticia de su tercer embarazo.

Duques de CambridgeVER GALERÍA

Adornado con un bordado de flores realizado a mano en tonos naranjas a la altura de los hombros y en el bajo, el vestido de Blanca Suárez (2.895 €) destaca por tener un pronunciado escote delantero y por dejar también la espalda al descubierto. La actriz ha completado su estilismo con un bolso de mano de la firma Yliana Yepez que también destaca por estar repleto de brillos, sandalias de Aquazurra y joyas de Rabat

Blanca Suárez y vestido de Temperley LondonVER GALERÍA

Blanca Suárez y ese toque tan personal que le añade a todos sus estilismos

Bien sea a través de escotes originales (le encantan los laterales), la mezcla arriesgada de prendas o peinados de efecto wet, la actriz siempre aporta a sus looks su toque personal. En este caso, el recogido con raya a un lado y mechones sueltos deja al descubierto un original pendiente a modo de earcuff que consigue imprimir ese toque desenfadado a un estilismo que bien podría haber protagonizado la Duquesa de Cambridge. 

Más sobre