Bella Hadid reinventa el ‘look sporty’

La modelo acierta al apostar por un pantalón a medio camino entre el chándal y el short vaquero

Bella Hadid se ha convertido en una auténtica fuente de inspiración para miles de mujeres en todo el mundo. La modelo de Victoria’s Secret, quien tras debutar la temporada pasada con la mediática firma de lencería podría ser una de las grandes ausencias en el próximo desfile de la casa, vuelve a definir las claves del look deportivo mientras pasea por las calles de Nueva York.

El estilo urbano de Bella hace que la modelo encuentre en las prendas deportivas su gran aliado. Aunque estamos acostumbrados a ver a la hermana pequeña de Gigi sobre la pasarela, así como en portada de numerosos magazines especializados en moda, lo cierto, es que en lo que respecta al ámbito más privado, parece sentirse mucho más cómoda luciendo este tipo de prendas.

bella-2VER GALERÍA

Con un body de color blanco que dejaba a la vista parte de su lencería, unas sneakers de Nike y un pantalón, a medio camino entre el chándal y el vaquero, Hadid consigue crear una mezcla perfecta, propia de los años 90. El short, con cordón de algodón en la parte de la cintura y correas de lona de color mostaza cosidas a cada lado y bajo desflecado, lleva el sello de la firma Off-White. ¿Su precio? 365 euros.

bella1VER GALERÍA

Aunque en la tienda online de la firma no está disponible el modelo que luce Hadid en las fotografías, la versión larga y acampanada del diseño sigue a la venta, eso sí, a un precio -lógicamente- más elevado (485 euros).

pantalon1VER GALERÍA

Bella completó su look con una sudadera del mismo color que las cintas de sus pantalones que colocó de manera estratégica sobre sus hombros. Además, para rematar su outfit, no podía faltar en el conjunto de Hadid una riñonera. Este accesorio tan característico del grunge se ha convertido en los últimos años el complemento estrella de la generación millennial.

Las prendas que antes estaban pensadas y destinadas exclusivamente para el uso del ámbito deportivo consiguen, poco a poco, traspasar barreras y colarse en looks cada vez menos informales. La clave de esta tendencia reside en la utilización de otras piezas más sofisticadas que inclinan la balanza hacia el lado más trendy. No obstante, Bella prefiere la versión que más se ajusta a este grupo de jóvenes nacidos entre los años 80 y los 2000, y apuesta por el uso de prendas casual que toman forma en conjuntos como este.

Más sobre