Terciopelo, un valor en alza

Suave, cálido y majestuoso. El terciopelo vuelve a salir del guardarropa para conquistar el día con su estética 70’s y la noche en clave ‘glam’. Prepárate para poner a prueba su gran versatilidad

Cálido, suave, brillante y de una caída majestuosa. Con estas características, el terciopelo tendría todas las papeletas para convertirse en el tejido idóneo de las largas noches de invierno. Sin embargo, debemos admitir que en muchas ocasiones hemos rehuido a su uso por esa connotación regia, quizás un tanto barroca, que siempre le ha perseguido. Lejos de ambientes ilustres, el material más glamuroso de la temporada demuestra, a golpe de delicadeza y elegancia, que es el candidato idóneo para completar nuestro menú fashion invernal. En forma de sastres de estilo 70’s, en su faceta nocturna o a modo de accesorios suntuosos… este invierno, no dudes poner a prueba su renovada funcionalidad.

-Mónica Bellucci apuesta por el terciopelo en el estreno de 'Spectre', el nuevo filme de James Bond.

Terciopelo red carpetVER GALERÍA

Sin duda alguna, decir terciopelo es invocar una noche invernal en la que su tacto suave cubre la piel de las invitadas, de los pies a la cabeza. De hecho, son muchas las celebrities que se han decantado por su movimiento cadencioso para pisar las alfombras rojas, desde las “debutantes” más sexies hasta las actrices más experimentadas. Así, pudimos ver a Cheryl Fernandez-Versini enfundarse en un modelo de Victoria Beckham; al Festival de Venecia rendirse ante Diane Kruger y su vestido de BOSS; y a una inconmensurable Julianne Moore encomendarse a un modelo negro de Saint Laurent. ¿El resultado? Vestidos que consiguen ser exquisitos sin apenas esfuerzo. Y ahora, ¿queréis conocer otra de sus facetas? Pues no os perdáis su lado insinuante y su aspecto ‘retro’.

Terciopelo cortoVER GALERÍA

El hecho de que un material configure los vestidos más distinguidos, no invalida que pueda hacer lo mismo en forma de modelos ultra-sensuales. De hecho, las celebrities más jóvenes se decantan por revisiones más cortas y por su combinación con transparencias. Joan Smalls, por ejemplo, apostaría por el terciopelo en forma de minifalda con estampado floral, una pieza acuñada por Balmain. Cara Delevingne presumiría de piernas con un vestido combinado de Mary Katrantzou; mientras, Dakota Johnson se decidiría por un insinuante Christopher Kane. Pero, ¿prefieres una opción más original y setentera para conquistar tus citas otoñales?

Terciopelo seventiesVER GALERÍA

Pues sí, lejos de vestidos, los trajes de chaqueta —o chaleco, en su defecto— se encomiendan al terciopelo para sacar todo su potencial seventies. Pañuelos al cuello, tops escotados y plataformas serán tus aliados indiscutibles si buscas completar el perfecto “cóctel” retro. Y si lo que necesitas es incluir el terciopelo en tu atuendo habitual, trench, abrigos y vestidos midi se erigen como las prendas más adictivas. De hecho, Sienna Miller se decantará por un cálido abrigo de Burberry; Michelle Williams por un trench de Louis Vuitton; y Poppy Delevingne por un vestido burdeos de Michael Kors que ya forma parte de nuestra lista de prendas favoritas para esta estación.

Terciopelo street styleVER GALERÍA

Por último, era imposible no echar un vistazo a las pasarelas para cerciorarnos de que, efectivamente, los diseñadores han hecho una completa revisión del terciopelo para aumentar su funcionalidad y versatilidad. Así, pudimos verlo en forma de pantalones setenteros de la mano de Emilio Pucci; a modo de falda-pareo hibernal, con Victoria Bekcham; apelando al carácter artesanal del patchwork junto a Chloé; o sacando todo su espíritu dark en la propuesta de Lanvin.

Terciopelo pasarelaVER GALERÍA

Un tejido cálido, que viste por sí mismo —sin necesidad de más aderezos—, con una caída impactante y un tacto inigualable, ¿se le puede pedir más? Si estás convencida de que lo necesitas desde ya en tu armario, no te pierdas el siguiente shopping con diferentes opciones que sumar a tu guardarropa.

Shopping de terciopeloVER GALERÍA

1. Blazer verde, de Stradivarius (29,95 €); 2. Chaqueta bordada, de Zara (79,95 €); 3. Diadema embellecida, de Dolce & Gabbana (C.P.V.); 4. Maxi-vestido combinado, de Lanvin (C.P.V.); 5. Vestido midi, de French Connection (120 €); 6. Pantalón retro, de Cushnie et Ochs (710 €); 7. Mono efecto pichi, de Topshop (84 €); 8. Bowling de terciopelo, de dayaday (39,50 €); 9. Minifalda, de Mango (29,99 €); 10. Sandalias borgoña, de Hoss Intropia (225 €).

Más sobre