14 maneras en las que puedes llevar 'denim' este otoño

Los vaqueros son la prenda más universal del armario. ¿Cómo podemos renovarla?

El denim, como el amor, no tiene edad. Desde los primeros Levi's creados a finales del siglo XIX, hasta casi cien años más tarde, cuando la misma marca estrechaba esta prenda en la cintura convirtiéndola en un básico del casualwear, los pantalones vaqueros son probablemente la única prenda que llevan hombres y mujeres de cualquier edad, en cualquier momento del año, y, prácticamente, desde las últimas cuatro décadas. Por mucho que cueste meterse en ellos, abrochar correctamente la cremallera o dar con el largo ideal, un estudio de 2010 realizado en Estados Unidos ya establecía que la media de vaqueros por armario femenino es de siete pantalones diferentes, aunque lo más frecuente es que sólo se usen cuatro.

moda-denim-01VER GALERÍA

Los vaqueros son tan universales que cuesta imaginarse nuestra vida sin ellos (a menos que realmente no nos gusten para nada, e incluso así es probable que también se tengan unos), aunque eso no significa que no estén regidos por tendencias y ciclos. Pero, ¿por qué tenemos tantos? ¿Que nos hace acumular esta prenda como si se fuese a agotar? Sobre el papel, un vaquero debería ser casi idéntico a otro, sobre todo teniendo en cuenta la poca versatilidad del tejido para darse de sí. En la práctica, el vaquero, a pesar de ser cómodo y estar en todas partes, es una de las prendas más difíciles de comprar. Dar con uno que siente exactamente como quieres se convierte en una pequeña odisea en un mundo cada vez más dominado por las tallas alfa (las tallas S, M y L), y donde los pantalones de una misma marca se hacen todos con el mismo patrón.

Este caos de color denim se combate esta temporada con el 'aluvión' de tejido vaquero que traen las nuevas colecciones de otoño, y que nos ha hecho replantearnos el papel de los jeans. Faldas, cazadoras, vestidos, camisas y accesorios, que se reinventan en diferentes colores y cortes para acabar definitivamente con las quejas sobre vaqueros que no valen. ¿Quieres saber qué se traen entre manos los nuevos vaqueros? Mantén los ojos bien abiertos cuando te encuentres...

moda-denim-08VER GALERÍA

1. CON EL 'CULOTTE' VAQUERO

Se corta por encima del tobillo y lleva de moda desde el verano, así que toca llevarlo con un botín de caña alta si no quieres pasar frío. Los pantalones con tobillos al aire se pueden llevar directamente a esta altura, tanto bootcut como pitillo, los más convencionales, o siguiendo las tendencias propias de la temporada, de tipo boyfriend o incluso campana. También se puede improvisar en casa: con unas tijeras, deshaciéndonos del bajo del pantalón y metidas de lleno en el DIY, o bien remangando la pernera.

Éste es uno de los trucos exprés más fáciles de las fashion insiders.

moda-denim-06VER GALERÍA

2. CON VESTIDOS Y FALDAS

Especialmente los vestidos vaqueros tipo pichi que se llevan por encima de un jersey de cuello vuelto. Juega con las combinaciones de color del otoño, como el tostado con azul muy oscuro, y arriesga con largos midi más allá de la rodilla en los vestidos acampanados. También se llevan los vestidos camiseros en tejido vaquero, sueltos o con lazada en la cintura.

En el terreno de las faldas, la de estilo trapecio sigue siendo la falda del momento, algo bastante de agradecer teniendo en cuenta que sigue la misma fórmula que la falda de línea 'A' y sienta bien a casi todo el mundo. Se lleva con botones por delante en línea vertical y corte a medio muslo, o bien con largo pasado la rodilla y de aire más 'setentero'. Súper sexy y súper femenina, y lo que es más importante, súper combinable con las prendas de entretiempo.

moda-denim-04VER GALERÍA

3. CON EL 'DOUBLE DENIM'

Una tendencia que se resiste a abandonar el armario es la de combinar varias prendas vaqueras en un mismo look: los chicos probaron con esta tendencia hace un par de temporadas y hay que reconocer que no les salió demasiado bien. En el armario femenino el double denim tiene algo más de éxito precisamente por ser más versátil y tener más opciones, como la falda, el vestido o los complementos vaqueros. Prueba con estas fórmulas: el clásico camisa + pantalones en diferentes tonos de azul; la cazadora lavada con skinny jeans en color negro; y otras combinaciones más arriesgadas, como el vaquero blanco sobre falso denim.

moda-denim-11VER GALERÍA

4. CON UN PANTALÓN 'SKINNY' O UNO DE PATA ANCHA

Dos polos opuestos, dos caras de la misma tendencia: el pantalón skinny sigue estando dentro de nuestro radar fashionista este otoño, aunque le ha dejado hueco al pantalón de pata ancha de los años 90, que regresa en todo su esplendor. Lo encontrarás en cortes acampanados, pata de elefante e incluso corto por encima del tobillo, sumándose a la tendencia del culotte.

5. CON VAQUEROS CON FLECOS

Atención a esta tendencia que es la evolución natural de los ripped jeans o vaqueros rasgados. Los pantalones con aberturas han sido la tendencia del año: durante meses ha sido más difícil dar con un vaquero entero que con uno roto. El efecto desgastado se contagia también en las colecciones de otoño, aunque, quizás para solventar el problema del frío colándose por todas partes, muchas firmas reducen este tipo de acabado a los bajos, las cinturillas y los puños. El efecto final es que la pieza no está terminada del todo, pero sin ser tan exagerado como en unos ripped jeans. También se llevan los pantalones parcheados por el mismo motivo.

6. CON BAJOS MÁS LARGOS

Seguimos con la temperatura a cuestas: ¿no te convence la tendencia del culotte? Tranquila, no eres la única: los pantalones con el bajo vuelto son el completo opuesto del culotte y también están de moda este año. Los bajos se alargan y se dejan ver: costuras al aire, marcas en el color del tejido... Un efecto que recuerda al 'truco' maternal de alargar los pantalones en la infancia para que duren más tiempo, a menudo a costa de un disgusto al ver los vaqueros con una franja de color diferente por encima del pie. Los diseñadores han tomado nota de esta técnica llevada a cabo por madres de todo el mundo, y la incorporan al casualwear. Funciona con vaqueros lavados y en tonalidades de azul más clásicas.

Elegimos 14 maneras diferentes de llevar 'denim' este otoño en la galería de imágenes

Más sobre