'Mod', el vestido que vino de los 60's

Icono de toda una generación, el vestido ‘sixties’ vuelve con su característica silueta trapezoidal, pero con una renovada estética. No te pierdas nuestro repaso a los mejores modelos de la temporada

El movimiento ye-yé que dio ritmo a la década de los 60, marca ahora el compás de looks indómitos a medio camino entre la inocencia y la sensualidad, minifaldas poderosas y siluetas que abogan por la libertad de movimientos. Que la moda es cíclica es más que evidente cuando, cincuenta años después, nuestro guardarropa vuelve a reclamar el legado de Twiggy, Mary Quant o André Courrèges, para plasmarlo en forma de inconfundibles vestidos de línea A y marcado corte trapecio. La inspiración pop que hizo bailar a toda una generación se instaura desde ya en nuestro vestidor, ¿cómo? Pues a través de las infinitas revisiones del vestido mod. ¿Lista para dejarte llevar por este maravilloso déja vu?

Mod canesúVER GALERÍA

¡Por su forma los reconoceréis! Los vestidos de estética sixties lucen una característica silueta trapezoidal, que los hace más angostos en el canesú y más anchos en la falda. Si apostamos por su versión más fidedigna, el largo será escueto, optando por las irreverentes minifaldas que salpicaron el universo estético de los 60’s. Siendo un modelo tan magnético, era imposible que diseñadores y celebrities no experimentasen con él. De hecho, en una de sus revisiones para esta temporada, la diferencia entre canesú y falda se remarca gracias a la divergencia de estampados entre la parte superior e inferior. Ejemplo de ello serían los vestidos que lucieron Jessica Alba, de Giambattista Valli; Kerry Washington, de Mary Katrantzou; y Kiernan Shipka, de Giamba.

Mod trapecioVER GALERÍA

Al más puro estilo Swinging London, hay quien se decanta por modelos cuya silueta geométrica en forma de trapecio es aún más extrema, en algunos vestidos, gracias a la ayuda de una pinza delantera que amplíe la forma triangular de la falda. Éste sería el caso del modelo bicolor que lució Naomie Harris, un espectacular Christopher Kane que le sentaba como anillo al dedo. Kate Moss, por su parte, se decantaría por un modelo mucho más rockero y brillante, un minivestido con print de serpiente firmado por Prada. En el caso de Alexa Chung, sería un Stella McCartney el encargado de dar a su imagen un guiño sesentero que, de hecho, ya parece ser inherente a la propia it-girl.

Mod printVER GALERÍA

¿Sobrio o hipnótico? He ahí la cuestión. Las celebrities parecen haberse decantado por la segunda opción a la hora de rendir culto a esta década prodigiosa. Y es que los modelos que presentan estampados intrincados —ya sean geométricos, psicodélicos o estilo wallpaperse han convertido en sus predilectos. Así pudimos ver a la estilista Giovanna Battaglia con un minivestido de print floral de Giambattista Valli, o a Helena Bordon con un modelo con cuello y bolsillo a contraste firmado por Miu Miu. Por otro lado, Carlota Casiraghi se hará con un vestido más largo y comedido, con cuello camisero de piel, de la colección de Gucci.

Las tendencias que vienen

Los años 60 han sido uno de los períodos que con más rotundidad han invocado los diseñadores, y de cara a las colecciones otoñales no iba a ser menos. Sin embargo, entre todas las propuestas, caben destacar dos de ellas por ser diametralmente opuestas: la de Christian Dior y la de Mugler. Raf Simons, en su colección para Dior, aventuraba una mujer urbanita subida a ankle y legging boots acharoladas, mientras luce minivestidos sesenteros con detalles cut-out y estampados psicodélicos. ¡Adiós formas ampulosas! Ahora son los modelos más funcionales quienes toman la palabra.

Mod DiorVER GALERÍA

Mugler, sin embargo, daría un giro al clásico vestido sixties para apelar a su lado más sexy y femenino. Aberturas estratégicas, cortes y botonaduras infinitas se convierten en las mejores aliadas de las mujeres más seductoras.

Mod MuglerVER GALERÍA

Ahora ya sabes, saca tu vestido mod de noche en compañía de sandalias y accesorios metalizados, o a plena luz del día con una coqueta bandolera y unos cómodos zapatos planos, convirtiéndolo así en un básico 24 horas. ¿Aun no tienes el tuyo? Pues entonces no te pierdas nuestras sugerencias en el siguiente shopping.

Shopping modVER GALERÍA

1. Vestido de manga corta, de Zara (39,95 €); 2. Modelo cruzado, de Topshop (76 €); 3. Vestido bicolor relieve, de Fendi (1.640 €); 4. Modelo bicolor de encaje, de French Connection (215 €); 5. Con estampado wallpaper, de Miu Miu (C.P.V.); 6. Modelo con cuello a contraste, de Mango (35,99 €); 7. Vestido efecto dos piezas, de Bimba y Lola (150 €).

Más sobre