Emily Ratajkowski muestra su 'nuevo cuerpo' con su primer posado embarazada en bikini

La británica, que espera su primer hiijo, sigue siendo la mejor embajadora de su propia colección de ropa de baño

Sin duda, Emily Ratajkowski, de 29 años, sorprendió a todo el mundo con el anuncio de su embarazo. Sobre todo, no porque no se supiera que quería ser madre sino porque poco hacía presagiar que la modelo y empresaria ya se encontraba en casi la quinta semana de gestación. De hecho, su nuevo estado ya era más que evidente. Y mucho más lo fue tras desvelarse esta información, pues no ha dudado en mostrar al desnudo su tripita como publicó hace dos días con unos improvisados selfies frente al espejo donde solo acompañaba su desnudez con unos pendientes y calcetines. Pura sensualidad y una aplaudida seguridad que se reitera en un nuevo capítulo al retomar con un refrescante posado su trabajo como principal embajadora de su firma de bañadores y bikinis, Inamorata.

Emily Ratajkowski, con bikiniVER GALERÍA

De Alessandra a Emily, los secretos de las supermodelos que más saben de bikinis

Modelo embarazada de ropa de baño

"20 semanas, conociendo mi nuevo cuerpo". Con este breve, pero revelador mensaje, Emily Ratajkowski compartía dos imágenes en las que posada desnuda frente al espejo. Mostraba sin ningún juego de luces o poses su nueva silueta. Una decisión que también reflejan sus nuevas instantáneas en la que confirma que seguirá siendo la modelo perfecta para su ropa de baño, aunque esté embarazada. Desde un estudio de fotografía, la modelo británica posa antes de ser retratada para la campaña con un bikini muy sensual en color naranja y detalles en azul. "Nuevo cuerpo, nueva Inamorata", precisa junto a esta publicación que recoge más de 2.400 comentarios de sus seguidores en menos de 18 horas.

Emily Ratajkowski, embarazadaVER GALERÍA

Emily Ratajkowski se aleja de la moda con su nuevo proyecto para mujeres

Adapta tu estilo a su nueva silueta

Lo que también nos ha confirmado Emily Ratajkowski es que no está dispuesta a renunciar a su estilo personal durante esta nueva etapa de su vida. De hecho, acierta al adaptar su forma de vestir a su estado como se comprueba en su último paseo por las calles de Nueva York. En él, la modelo y empresaria, casada con el actor y productor Sebastian Bear-McClard, aprovecha su pasión por los cropped top para reinterpretar esta tendencia con una camisa blanca que deja desabotonada para mostrar su tripita. La combina con unos pantalones que lleva bajo unas botas de caña alta y un abrigo largo en color cámel, un básico eterno que no entiende de temporadas.

Más sobre