Gigi Hadid ‘salvada’ (una vez más) por su hermana Bella

La modelo ha vuelto a perder el equilibrio con sus tacones

¡Lo ha vuelto a hacer! Bella Hadid parece haberse convertido en el ángel de la guarda de su hermana Gigi. Las modelos de Victoria’s Secret acudieron la noche del pasado lunes a la entrega de los Premios Glamour’s Womens of the Year en Nueva York, ceremonia en la que la primogénita del clan Hadid fue galardonada en la categoría Supernova.

Presumiendo de sus espectaculares figuras, las hermanas se convirtieron en dos de las más elegantes de la velada. Bella lucía un espectacular traje de chaqueta y pantalón de seda en clave oversize y un top plateado de corte asimétrico de Cristina Ottaviano; Gigi un impresionante vestido dorado con pailletes bordados, firmado por la casa de modas de la diseñadora libanesa Zuhair Murad. 

hadidVER GALERÍA

No obstante, de camino a la entrega de premios, mientras salían del hotel en el que se hospedaban, Gigi sufrió un pequeño resbalón que, de no ser por su hermana, podría haber arruinado su noche.

A pesar de que las hermanas Hadid miden más de 1,80 metros de altura, tanto ellas como el resto de las modelos, suelen utilizar tacones que elevan su estatura en más de 10 centímetros. Caminar con un calzado de tal envergadura no es tarea sencilla, por eso, por muy acostumbradas que estén a desfilar con ellos sobre la pasarela, de vez en cuando muchas sufren algún que otro traspiés. Precisamente, esto es lo que ocurrió el pasado lunes a Gigi con sus Christian Louboutin. No obstante, la modelo pudo agarrarse firmemente a la mano de su hermana pequeña y todo quedó en una simple anécdota.

Estos ‘pequeños tropiezos’ forman parte de uno de los grandes temores de las ‘tops’, ya que, además de protagonizar un momento bochornoso, pueden hacer mella en su trayectoria profesional. Esta no es la primera vez que Gigi sufre un inconveniente de este tipo con sus zapatos. En la pasada Semana de la Moda de Nueva York, durante el desfile de Anna Sui, la modelo estadounidense perdió uno de sus tacones mientras desfilaba. En aquella ocasión, su hermana también estaba muy cerca de ella, quien no dudó un solo instante en salir a su rescate para ayudarla a terminar el carrusel.

Además, en el mes de febrero, la modelo estuvo a punto de convertirse en otra víctima de las pasarelas al tropezar en el desfile de Moschino con el bajo de su vestido aunque, por suerte, todo quedó en un susto. Bella, en cambio, no tuvo tanta fortuna en el ‘catwalk’ de septiembre de 2016 de Michael Kors, cuando perdió el equilibrio mientras desfilaba y terminó dándose de bruces contra el suelo.

Más sobre