Blanca Padilla, una belleza 'no make up'

La modelo española sorprende a sus seguidores con sus 'selfies' sin maquillaje

Blanca Padilla es uno de los rostros más bellos del mundo de la moda en España. Su meteórica carrera le ha permitido desfilar para los más grandes como Valentino o Dolce & Gabbana, e incluso, convertirse en uno de los ángeles de Victoria's Secret.

blancapadillasonrisaVER GALERÍA

Meses después de ganar el Premio a la Modelo del Año durante la edición de la Mercedes Benz Fashion Week del 2014, Blanca abrió su corazón a Risto Mejide en El Rincón de Pensar y le confesó los secretos más personales que experimentó dentro del complicado mundo de la moda, así como las inseguridades que muchas modelos tienen debido a los estrictos cánones de belleza exigidos en el sector: “Hay días que me levanto tan contenta que veo lo que hay… hay días que me levanto muy contenta de tener poco pecho y otros días que me gustaría tener más. Depende del día”.

Como ella misma aseguraba al publicista, la vida le cambió en menos de dos años, pero ha intentado seguir siendo la misma de siempre. Un aspecto de la top que sigue mostrando en su prefil de Instagram. Además de compartir sus momentos sobre la pasarela o los impresionantes maquillajes que luce en las sesiones de fotos, Blanca es muy asidua a hacerse selfies con la cara lavada y así dar a conocer esa parte de las modelos que no solemos ver todos los días.

 

🖤

Una publicación compartida de Blanca Padilla (@blaancapadilla) el

Lejos de lo que mucha gente cree viendo las imágenes de sus trabajos, Blanca tiene el pelo rizado. Una de las últimas fotografías sin filtros de la modelo muestra unos bucles naturales muy favorecedores, pero sin duda lo que más llama la atención de sus followers son las instantáneas en las que Padilla muestra su rostro sin retoques ni cosméticos.

Fotografías recién levantada, paseos en el campo, selfies previos a una sesión de maquillaje cuando tiene la cara lavada… la joven no tiene miedo a enseñar que, detrás de una belleza internacional como es la suya, también existen pequeños defectos o situaciones en las que, una supermodelo no se encuentra tan favorecida como en una campaña publicitaria.

Además de mostrarse tal y como es, Blanca también ha sido dura con las voces que critican las duras medidas a las que presuntamente las firmas someten las modelos: “A mí nunca me han dicho lo que tengo que comer para trabajar. Si tú no te cuidas probablemente no te llamen, pero nadie te dice lo que tienes que hacer, te lo juro”. Una sinceridad que la desmarca de una industria en la que el silencio es uno de sus leitmotivs.

Clara por dentro y por fuera, la madrileña sigue aumentando su número de seguidores gracias a su incontestable belleza, pero también a la naturalidad con la que sorprende a diario en las redes.

Más sobre