Irina Shayk coquetea (y huye) de la policía neoyorquina

La modelo pasa una jornada de trabajo en Central Park, donde participó en un ‘shooting’ en el que plantaba cara a la justicia

Visto lo visto: Irina Shayk, vas a tener un problema. Es obvio que escapar corriendo de un policía cuando te dan el alto no es correcto y menos robarle la fusta con la que arrea a su caballo y amenazarle con ella y llegar a someterle a tu autoridad. As, podemos verlo tanto en la imagen superior como en la que justo aparece bajo este párrafo. Eso sí, las imágenes tomadas en el emblemático Central Park de Nueva York tienen un ‘pequeño’ truco. ¿Quieres descubrirlo? Pulsa en las imágenes y amplíalas para enfrentarte a la realidad.


Irina ShaykVER GALERÍA

Exacto (también es cierto que seguro que lo estabas intuyendo), las fotografías pertenecen a un ‘shooting’ en el que participa Irina. En ellas, y como se suele decir ‘del amor al odio hay un paso’ (o, en este caso, lo correcto sería decir 'del odio al amor'), el enfrentamiento entre ella y el policía termina en seducción. De hecho, ambos se funden en un cálido abrazo con Nueva York como telón de fondo.

Irina ShaykVER GALERÍA

Y como todo trabajo fotográfico que se precie, el ‘making of’ nos desvela la parte más real de la moda. Una perspectiva de esta jornada de trabajo en el que podemos ver cómo sus protagonistas posan pacientemente para maquilladores y peluqueros o buscan unos minutos para tomarse un tentempié.

Irina ShaykVER GALERÍA

Y ¿quién es él?
Quizá echando un vistazo a las imágenes, te percates de que el policía te resulta familiar. De hecho, es uno de los ‘top models’ masculinos más famosos de las últimas décadas. Se trata de Tyson Ballou, estadounidense, de 39 años, que ha visto como su carrera se ha consolidado con trabajos como ser imagen de L’Oréal, Dolce & Gabbana o Versace. Además, con una carrera tan dilatada, ha conseguido encontrar en esta industria grandes amigos, como, por ejemplo, el también exitoso ‘top’ Rj Rogenski.

Irina ShaykVER GALERÍA

Más sobre