Karlie Kloss, algo más que una cara bonita

La ‘top’ ha creado un campamento de verano para enseñar a programar a adolescentes

Una cosa está clara: Karlie Kloss no es de este planeta. Practica ballet, hornea unas deliciosas galletas sin gluten, desfila para los diseñadores más importantes y… programa. Sí, la supermodelo comenzó en septiembre universidad para aprender a programar. ¿Quién se iba a imaginar que una ‘top’ podría ser una ‘friki’? Mientras que sus compañeras se aventuran en el mundo de la interpretación o diseñan sus propias colecciones, Karlie apuesta por la tecnología.

-Nuevo curso y ¡muchos nervios!, así afronta Karlie Kloss su vuelta a las aulas

Es más, ella misma piensa que más mujeres tendrían que seguir su ejemplo. Por ello, ha creado el programa Kode with Klossy con el que ofrece diferentes cursos y becas para que mujeres y niñas “se enamoren de la programación”. Desde hace unos días, está abierto el plazo de inscripción para su último proyecto: un campamento de verano para adolescentes de entre 13 y 18 años, y de dos semanas de duración, totalmente gratuito.

KArlie KlossVER GALERÍA

Estos cursos tendrán lugar en tres localizaciones diferentes. El primero será en St. Louis (del 20 de junio al 1 de julio); el segundo, en Nueva York (del 11 al 22 de julio); y, el último en Los Ángeles (del 25 de julio al 5 de agosto). Para apuntarte, tienes que rellenar un formulario y enviar un vídeo explicando cómo usarías los nuevos ‘superpoderes’ de programación que adquirieras en el curso. Tienes toda la información en kodewithklossy.com

“Si aprendes a programar, o al menos entender bien cómo funciona, se abre un mundo lleno de posibilidades en tu carrera profesional y en tu vida”, afirmaba Karlie al medio especializado Techcrunch en una entrevista. “Necesitamos más mujeres estudiando programación en la Universidad y trabajando como programadoras en todas las industrias. La tecnología cambia el modo en que funciona el mundo por lo que las compañías que se dedican a ella tendrán mayor influencia sobre nuestras vidas; es importante que las mujeres formen parte de esta ecuación”.

“La gente estaba muy emocionada y ha apoyado mucho Kode Wih Klossy”, explicaba. “Hace diez años, hubiera sido algo extraño que una modelo recibiera clases de programación pero, la industria, hoy día, es tech friendly. Cuando comencé a desfilar, las fashion weeks eran algo muy exclusivo. No podías decir nada sobre la colección del diseñador a nadie. Ahora, desfilo en shows que se retransmiten en streaming en Periscope y que se desvelan en Instagram. La industria de la moda ha cambiado en los últimos años debido a la tecnología”.

- Foto a foto, la carrera de Karlie Kloss

Pero no todo queda ahí, Karlie, que programa en Ruby (uno de los diferentes lenguajes de programación que existen para crear páginas webs o aplicaciones), nos ha mostrado en su cuenta de Instagram cómo es su día a día en Flatiron School, escuela donde está matriculada. La ‘top’ nos muestra su ordenador lleno de códigos mientras come un saludable desayuno. Y es que, como ella misma afirma, “desde que comencé a programar, he aprendido mucho de los feed backs que alimentan mi trabajo en el mundo de la moda. Las revistas para las que poso y las marcas para las que trabajo se guían por lo que está pasando en el mundo de la tecnología. Cuando voy a una reunión con alguno de mis clientes, tengo un conocimiento técnico de cómo funciona todo me hace ser una fuerte mujer de negocios”. ¿Quién dijo que una modelo sólo es una cara bonita?

The breakfast (code) club 💻☕️

Una foto publicada por @karliekloss el

Inspiración ‘college’
Inevitablemente, tenemos que caer en la tentación echar un vistazo a los ‘looks’ de Karlie más informales, pero cargados de estilo, con los que podría acudir a la Universidad: mochilas personalizadas, ‘jeans’, cazadoras… ¡No te pierdas la galería de imágenes!

Karlie KlossVER GALERÍA

Más sobre