El giro de estilo de Meghan Markle: por qué ahora su ropa nos gusta más

Tras ver su último look, doble denim y bailarinas, confirma que su armario es más cómodo y auténtico que nunca

La vida de los duques de Sussex ha dado un giro de 180 grados. Un vuelco que ha modificado todos los ámbitos de su día a día, desde su agenda oficial hasta ¡el armario! Sí, el vestidor también se ha visto afectado por la separación del matrimonio con la Familia Real británica y es algo que hemos empezado a confirmar fijándonos en los looks de Meghan Markle desde que dio comienzo esta nueva etapa. Al principio, una fase de rebeldía estilística nos regaló momentos como su aparición con un top naranja -color que tendría prohibido por la etiqueta de los Windsor- o el hecho de que llevara el pelo largo y en su estado natural, sin recogidos ni peinados demasiado sofisticados. Ahora, parece que Meghan se está declinando por una estética mucho más relajada que se aleja por completo de aquellos looks de inspiración working que tanto entusiasmaban a sus fans. Más cómoda y auténtica que nunca, su última aparición en vaqueros es la prueba de que en este momento de su vida, las prioridades son otras y nada que ver con crear aquellas mezclas virales que daban la vuelta al mundo. Revalidar su puesto como icono de la moda ya no es lo primordial, lo que no significa que no tenga importancia en su día a día.

Harry y MeghanVER GALERÍA

Meghan Markle sorprende con una inusual prenda que rompe con su imagen más 'royal'

Seguir las tendencias de una manera mucho más relajada es la nueva estrategia de Meghan, quien ha pasado de lucir looks dignos de estrella de cine a un vestidor mucho más asequible con el que, además, podemos sentirnos muy identificadas. Podemos fijarnos en la mezcla que llevó este lunes, en su última aparición, para darnos cuenta de este giro. Para la visita a un centro de educación preescolar -a la que acudió con el príncipe Harry- apostó por prendas que la mayoría reconocemos en nuestros propios armarios: camisa denim, vaqueros y bailarinas.

Meghan y HarryVER GALERÍA

Denim al cuadrado: la estrategia de las mejor vestidas

No es casual la elección, ya que su labor en el centro fue ayudar con la plantación de flores y plantas en el jardín. Dado que pasaría parte de la jornada sentada en el suelo y con las manos dentro de la tierra, Meghan apostó por el tejido más resistente de la industria que, además, es uno de los que jamás pasan de moda. Llevándolo tanto en la camisa como en el pantalón, se aseguró de crear un look a prueba de todo, sí, pero también de seguir de forma sutil una de las tendencias que hemos visto la pasada temporada: el doble denim. Una fórmula que consiste en lucirlo tanto en la parte de arriba como en la parte de abajo, elevar al cuadrado el vaquero, algo que Jeanne Damas, Tiffany Hsu, Jeanette Madsen o Gala González, expertas del street style reconocidas mundialmente, han defendido con mucho estilo.

Meghan MarkleVER GALERÍA

Cómodas como unas zapatillas, elegantes como unos tacones

En otras citas con tinte solidario, como la que tuvo el pasado 21 de agosto, el toque final de la combinación lo pusieron unas zapatillas Stan Smith de cordones. Sin embargo, esta semana ha preferido darle un respiro a sus sneakers preferidas y llevar un calzado igual de cómodo: unas bailarinas de Rothy's. Si algo tiene este modelo en concreto, cuyo precio ronda los 121 euros, es que aporta inmediatamente un toque naíf a cualquier mezcla -sí, incluso con la puntera afilada-, de forma que Meghan consiguió relajar su look vaquero bicolor con una pincelada muy femenina.

Haz click para ver ‘El Armario de Meghan Markle’, un formato que desglosa al detalle las claves de su estilo actual y a lo largo de los años. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Más sobre