Vuelve el traje amarillo que Máxima estrenó en 2001 y siempre lleva con calzado plano

La reina de los Países Bajos luce un llamativo conjunto por el que renuncia a sus característicos taconazos

Máxima de Holanda continúa imparable con su agenda oficial, en la cual de momento solo tiene actos dentro del país y sigue a rajatabla las recomendaciones sanitarias. Ayer se desplazó a la ciudad de La Haya para visitar el Museo de Arte de la ciudad, al cual llegó en bicicleta. No es la primera vez que la Reina recurre a este medio de transporte en un evento público, y es que ha reinvindicado en numerosas ocasiones las ventajas de este vehículo tan típico de los Países Bajos. Para esta última cita, quiso apostar por la comodidad sin dejar de lado su característico estilo atrevido, por lo que recuperó un potente traje de su armario que, curiosamente, siempre combina con calzado plano. 

Máxima de Holanda con traje amarilloVER GALERÍA

Tan solo unos días después de sorprender con un llamativo look naranja, con el que rompía una de las reglas de estilo de Kate Middleton, Máxima optaba de nuevo por la paleta de color más eléctrica y apropiada para la temporada primavera verano al reciclar un conjunto amarillo de su vestidor. Está protagonizado por una blusa larga de cuello Mao, botonadura frontal y bajo asimétrico que combina con pantalón a juego, una prenda ligeramente acampanada que deja los tobillos al aire para mayor comodidad. Ambas piezas están confeccionadas en tejido fluido ideal para estas semanas de calor.  

- Lee también: Doña Letizia y Máxima de Holanda comparten este truco para aguantar los tacones

Máxima de Holanda con traje amarilloVER GALERÍA

Esta es la tercera vez que le vemos a la soberana este look firmado por Max Mara, y siempre lo acompaña del mismo cinturón tipo cuerda con borlas, un accesorio que potencia su silueta y hace más favorecedor el conjunto. En esta ocasión le sumó también un divertido bolso de mano tipo sobre con efecto serpiente en combinación de tonos azules, verdes y amarillos. Asimismo, llevó unos pendientes de aro amarillos adornados con abalorios que ya habíamos visto en anteriores ocasiones. Como era de esperar, al haber llegado al evento en bicicleta, optó por calzarse unos zapatos cómodos, concretamente unas bailarinas animal print en tono arena con detalle metalizado en la puntera pertenecientes a Giuseppe Zanotti.

- Lee también: Máxima se rinde a la moda española: 3 looks de Zara y Massimo Dutti en 7 días

Máxima de Holanda con traje amarilloVER GALERÍA

Curiosamente, esta no es la única ocasión en la que Máxima ha conjugado su look amarillo con zapatos planos, y es que parece ser que adora bajarse de sus característicos taconazos cuando recurre a él. La primera vez que se lo vimos fue hace 9 años, en junio de 2001, cuando lo llevó con bolso de mano dorado, pendientes de aro a juego y calzado amarillo tipo cangrejera. Dos años después, en enero de 2013, le otorgó un punto más formal al recoger su melena en una coleta rematada con tocado tipo casquete. Sin embargo, tampoco llevó stilettos en aquel acto, sino que escogió unas discretas bailarinas de ante beis.

Más sobre