Máxima de Holanda rompe la norma de estilo 'prohibida' de Kate Middleton

En sus últimos looks, las reinas de Holanda y Bélgica no están de acuerdo en hacer como la duquesa de Cambridge dejando el naranja fuera del armario

Si de Kate Middleton destacamos su impecable gusto atemporal y de Rania de Jordania la sofisticación, Máxima de Holanda es famosa por su estilo de tendencia en el que todo tipo de novedades, estampados y formas -incluso las mangas puffy- tienen cabida. Los colores de cada temporada se dejan caer de la misma forma por su vestidor, por lo que no es mala idea fichar sus looks para conocer por dónde van las propuestas de la pasarela. En su último acto, que ha tenido lugar este jueves en Texel, ha sido la última prueba de ello. Y es que la más grande de las islas de los Países Bajos está experimentando problemas por el turismo, una de las principales fuentes de ingresos, que ha caído debido a la crisis sanitaria. Como muestra de apoyo, la reina se ha desplazado hasta el municipio y, de paso, ha convertido en protagonista a una de las tonalidades que con más frecuencia ha pisado las pasarelas de Primavera-verano 2020, que, al mismo tiempo, parece tener vetado el acceso al vestidor de la duquesa de Cambridge.

Máxima de Holanda VER GALERÍA

-Lee también: El motivo por el que Meghan Markle y la Duquesa de Cambridge nunca visten de este color

Balmain, Valentino, Tom Ford o Bottega Veneta han coincidido a la hora de escoger el matiz más alegre de los próximos meses: el naranja intenso que recuerda a la piel del cítrico es imprescindible este verano para acompañar las citas a pie de playa o en los días soleados disfrutando de la ciudad. Sin embargo, la reina de los holandeses quiso llevarle la contraria a los desfiles de moda -que proponían el color en todo tipo de vestidos largos y fluidos o mini y de fiesta-, luciéndolo de maneras muy diferentes en un conjunto de dos piezas. La elección de Máxima fue la de combinar una camisa anaranjada lisa con anchura kimono con un pantalón culotte suelto estampado que llevaba el bajo remangado. Unas sandalias marrones de tacón pusieron el toque final a un estilismo que lo mismo imaginamos para una jornada en la oficina como para ser la invitada perfecta en un bautizo.

Matilde de BélgicaVER GALERÍA

Ese color que tanto Kate Middleton como Meghan Markle podrían tener completamente prohibido en su armario, ya que según los expertos en estilo se trata de una tonalidad que no queda bien en las fotos, está arrasando en los looks más veraniegos de las royals. De hecho, también este jueves por la tarde, Matilde de Bélgica convertía el naranja en el protagonista de su aparición en un acto oficial sobre floricultura. Aunque, a diferencia de Máxima, que combinó una prenda lisa con otra estampada, la reina de los belgas prefirió lucirlo en clave monocolor. Una decisión que recibiría el aprobado de cualquier estilista ya que alarga la silueta y logra un resultado muy elegante. Su dos piezas estaba firmado por Natan, que, curiosamente, es también uno de los diseñadores favoritos de la reina de Holanda.

Más sobre