La reina Letizia deslumbra con un llamativo vestido joya en su cena de gala en Rabat

El diseño que ha escogido para este acto está firmado por uno de sus modistos de cabecera

Cinco años después de su último viaje a Marruecos, la Reina Letizia, vuelve por cuarta vez al país, que ya visitó en 2007, 2009 y 2014, aunque esta vez regresa en un viaje de Estado. Después de ser despedidos con honores en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, los Reyes han puesto rumbo a Rabat, donde les espera una agenda breve pero intensa que ha comenzado con la ceremonia oficial de bienvenida, con Mohamed VI y toda su familia, y que hoy concluye con una cena de gala, celebrada en el Palacio Real de Rabat. Mientras que por la mañana Doña Letizia apostaba por un vestido gris oscuro con escote cruzado, un look cómodo y sencillo que ya había lucido en otras ocasiones y del que no se conoce la procedencia, esta vez la Reina ha aportado un plus de sofisticación a su estilismo.

La reina Letizia deslumbra con un llamativo vestido joya en su cena de gala en RabatVER GALERÍA

En 2014, la reina Letizia confió en Felipe Varela, uno de sus diseñadores fetiche, en tres de los conjuntos que lució durante su visita a Marruecos, y esta vez ha vuelto a elegir al modisto madrileño para el look que ha llevado en la cena de gala de su viaje de Estado. Un diseño que a primera vista parece una única pieza pero que está formado por un vestido blanco, recto y sin grandes detalles que se cubre con una túnica con bordados joya. La túnica está confeccionada en un tejido semitransparente que deja ver los brazos y el escote de la Reina, muy discreto y con forma redondeada. Aunque suele ser habitual verla apostar por colores más oscuros en sus estilismos de noche, en esta ocasión ha optado por un diseño en blanco brillante, quizá para evitar un efecto sobrecargado al tratarse de una pieza tan elaborada. Como accesorios, ha elegido un bolso de mano también de Felipe Varela y unos zapatos de Magrit. 

La reina Letizia deslumbra con un llamativo vestido joya en su cena de gala en RabatVER GALERÍA

Respecto al maquillaje, parece que Doña Letizia ha mantenido el look con el que la hemos visto abandonar España: pestañas tupidas, mejillas con un rubor muy suave y labios brillantes de color nude. Sí que ha modificado su peinado, cambiando el pelo suelto que lucía a primera hora de la tarde por un recogido bajo peinado con raya lateral. No lleva tiara, aunque ha escogido unos pendientes redondeados en sintonía con el vestido joya. Se trata de un diseño pertenenciente al joyero de pasar y que llevó también en un acto en el marco de los Premios Princesa de Asturias el pasado octubre.  

Don Felipe y doña Letizia, que se alojan en el Palacio Real de Huéspedes Agdal, seguirán mañana con otros actos, entre los que se encuentran la visita al Mausoleo y, por parte de la Reinal, la asistencia a la “Escuela de la Segunda Oportunidad”, donde tendrá un encuentro con niños y jóvenes en acogida y reinserción.

Más sobre