El truco de Máxima de Holanda para renovar un abrigo de otra temporada

La reina de los holandeses recupera una de sus prendas de invierno preferidas y recurre a un curioso gesto para aportarle una estética diferente

Máxima de Holanda puede presumir de tener uno de los vestidores más originales -si no el que más- de la realeza europea. La reina de los Países Bajos demuestra con cada una de sus apariciones públicas que no tiene miedo a arriesgar, y ha encontrado en los estampados más llamativos, las prendas más vistosas o las tonalidades más eléctricas sus mayores señas de identidad. Sus elecciones de vestuario son siempre analizadas hasta el más mínimo detalle, y lo cierto es que continúa sorprendiéndonos día a día, prueba de ello son su fascinante colección de collares o los imponentes tocados con los que habitualmente remata sus looks.

Máxima de HolandaVER GALERÍA

En las últimas horas, la esposa de Guillermo I ha decidido recuperar una de esas sorprendentes combinaciones de color que solo ella es capaz de defender. Esta mañana, Máxima ha ejercido de perfecta anfitriona junto a su marido en una ceremonia de bienvenida organizada en el Palacio Real con motivo de la visida del presidente de Cabo Verde y su mujer a los Países Bajos, acto en el que ha recuperado uno de sus abrigos preferidos para combatir las bajas temperaturas. Se trata de un modelo de líneas rectas con cuello caja y bajo a la altura de las rodillas confeccionado en un vistoso tejido azul eléctrico con relieve y decorado por dos grandes botones forrados a juego de Natan, una de sus firmas de cabecera.

Máxima de HolandaVER GALERÍA

La soberana ha lucido este modelo hasta en tres actos diferentes en los últimos meses, pero, como es habitual en ella, ha marcado la diferencia gracias a los accesorios. El día de su estreno, en noviembre de 2017, prescindió de sombrero y le agregó bolso verde, a tono con el diseño que lucía bajo él. Aquel vestido satinado de silueta lápiz que contaba con un cinturón incorporado fue también su apuesta para combinarlo en enero de este año, lo que demostraba que la suma de estos dos colores tan vivos era una de sus nuevas máximas de estilo preferidas para hacer frente a los meses de frío, pero en aquella ocasión aportó una estética más sofisticada gracias a una gran pamela, un broche en forma de mariposa y unos salones verde botella. 

Máxima de HolandaVER GALERÍA

La novedad del estilismo de hoy es que estrena complementos a juego con el abrigo. Tanto el bolso de mano tipo sobre como el tocado tipo casquete están confeccionados con la misma tela texturizada. Este sorprendente gesto de reservarse los complementos a conjunto para su tercera aparición con esta creación hace que parezca que el look es nuevo a pesar de que ya lo hayamos visto anteriormente. De esta manera, Máxima, que vuelve a lucir una prenda verde bajo el abrigo -posiblemente el mismo vestido de las otras dos ocasiones-, reafirma su estatus como 'reina' de las mezclas imposibles y, de paso, nos da la clave para reciclar piezas de nuestro vestidor sin que se note.

Más sobre