La camisa blanca con la que la reina Letizia hace un guiño a Asturias

Para la inauguración del Mirador de la Princesa, Doña Letizia escogió un estilismo muy asequible

Este Día de Asturias tan especial para la Familia Real (ha supuesto el primer acto oficial de la Princesa como heredera) terminaba con la inauguración de un nuevo mirador con vistas al Lago Enol. Se trataba de una plataforma de piedra que permite disfrutar de las vistas del lago Enol, perteneciente al Parque Nacional de los Picos de Europa. Aprovechando el centenario del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, la princesa Leonor sería la encargada de inaugurar el lugar que ha sido bautizado como Mirador de la Princesa. Sin embargo, ya que el acceso consistía en un sendero que zigzagueaba cuesta arriba a través del monte, de unos 500 metros de distancia, por el que se debía ir a pie, Doña Letizia, al igual que sus hijas, decidió cambiar su modelo inicial por uno más cómodo que le hiciera más sencilla la subida.

La Reina, con un look muy diferente al vestido ceñido de Carolina Herrera, encabezaba la marcha con unos pantalones de Hugo Boss en marrón caqui que dejaban parte del tobillo a la vista. Para combinar el color, apostó por una prenda clásica y segura que consigue salvar un estilismo de cualquier situación: una camisa blanca de la marca con showroom en Gijón, Imiloa (25,50 euros). La reina Letizia le dio su toque personal a la prenda con sello asturiano remangando ligeramente los puños de la manga de la camisa y añadiendo un bolso bandolera de color marrón chocolate de Uterqüe que llevaba cruzado sobre un hombro, consiguiendo como resultado un aire más casual para su estilismo.

Para sustituir los tacones de aguja que lleva habitualmente, Doña Letizia eligió unas zapatillas de deporte a juego con el color de los pantalones de Hugo Boss, de manera que su conjunto bicolor volvía a resultar además de elegante y sencillo, una combinación atemporal. Además, su elección más deportiva sirvió también como inspiración a la hora de decidir la ropa que llevarían sus hijas, ya que ambas hicieron el ascenso campo a través con camisa de manga larga, pantalón largo y zapatillas de cordones.

Más sobre