¿Y si el verdadero origen del 'escote Meghan' fue la boda de Charlene de Mónaco?

El diseño de Carolina Herrera que estrenó la duquesa de Sussex en su primer Trooping the Colour recuerda al look de novia de la princesa hace siete años

El pasado sábado, la recién estrenada duquesa de Sussex acaparaba titulares al participar en su primer Trooping the Colour, uno de los actos más simbólicos para la Familia Real británica. En este importante debut, eligió un elegante conjunto de falda y chaqueta en rosa empolvado de Carolina Herrera que suscitó una curiosa comparativa con el vestido que llevó la infanta Sofía en la entrega del Toisón de Oro. Además, si nos fijamos en el corte del diseño, surge una nueva referencia con el estilo de otra royal que nos traslada al año 2011. Su original escote barco, uno de los que más favorecen a Meghan Markle, fue el mismo que eligió la princesa Charlene de Mónaco en uno de los días más importantes de su vida.

meghan_1zVER GALERÍA

Las coincidencias estilísticas entre la esposa del príncipe Harry y la del príncipe Alberto se podrían resumir en su pasión compartida por los abrigos masculinos con carácter, los trajes de chaqueta para looks de invitada o la gama de los tonos neutros en vestidos cóctel. Ahora, entra en juego este peculiar escote, discreto y femenino, capaz realzar por sí solo la silueta de la mujer. Es un corte que deja ligeramente los hombros al descubierto y que se ha convertido en un imprescindible en el vestidor de Meghan Markle. Tanto, que también quiso apostar por él en el día de su boda, al igual que hizo Charlene de Mónaco cuando contrajo matrimonio. 

charlene_1zVER GALERÍA

Mientras que la duquesa de Sussex eligió a Clare Waight Keller para confeccionar el vestido más especial de su vida, Charlene de Mónaco se lo encargó a su amigo personal Giorgio Armani, que elaboró en exclusiva un sencillo diseño entallado de líneas rectas. Corría el año 2011 en el Palacio Grimaldi, la que se iba a convertir en la futura princesa de los monegascos apostaba por un modelo muy acorde a su estilo, con caída, bordados de pedrería, larga cola y velo. Apenas llevó joyas, tan sólo unos adornos plateados en el recogido. Fue un diseño elaborado en seda duquesa, con un escote barco se cruzaba en la zona del pecho y la espalda, de una forma muy similar a la chaqueta rosa que estrenó Meghan Markle el pasado sábado.

Más sobre