Doña Letizia y Matilde de Bélgica: dos reinas, dos estilos diferentes en Bruselas

Ambas coinciden en la capital belga con dos elecciones de moda muy diferentes, pero que definen sus gustos personales al elegir sus estilismos

El Caribe, Ginebra y, ahora, Bruselas. La agenda oficial de la reina Letizia en las últimas semanas está haciendo que la esposa de Felipe VI tenga que acudir a diferentes compromisos fuera del territorio nacional. Ocasiones que nos permiten descubrir cuáles son sus favoritos para llevar en su maleta de viaje. En su visita a la capital belga para asistir a la sesión inaugural de la XII Edición de las Jornadas Europeas del Desarrollo (EDD), ha elegido un look poderoso en su color favorito, el rojo, y que lleva sello español. Una elección muy diferente a la de Matilde de Bélgica, con quien coindició y protagonizó un improvisado duelo de estilo.

Para la ocasión, doña Letizia recupera de su vestidor uno de sus estrenos más impactantes de 2018. Se trata de un traje de chaqueta con doble solapa y pantalón acampanado con bajo hasta suelo. Se trata del único diseño que, hasta la fecha, ha llevado de Roberto Torretta. Es una creación que no es de temporada, ya que pertenece a la colección otoño-invierno 2017-2018, la cual se mostró en la pasarela Fashion Week Madrid en febrero de 2017. Se lo vimos por primera vez en el acto institucional solemme en conmemoración de las Capitulaciones de Valladolid el pasado 22 de marzo.

Como complementos, los mismos que llevó en aquella ocasión, cartera de pitón de Carolina Herrera y salones de ante al tono de Magrit. Lo que sí modifica son sus pendientes, pues incorpora para mayor coordinación en el estilismo unas de sus piezas favoritas que presentan diamantes y rubíes. Se desconoce su procedencia.

Si doña Letizia recurre a sus favoritos de armario, Matilde de Bélgica también apuesta por una imagen muy característica en ella, aunque totalmente opuesta a la de la Reina. En su caso, recurre a los tonos nude y el animal print para un estilismo protagonizado por una blusa transparente con cuello a la caja con volantes y falda estampada con pinzas de Natan, que no es nueva (por ejemplo, ya la llevó en la visita al Royal Museum of Fine Arts de Bruselas en abril de 2016). Como complementos, al igual que su homóloga española, recurre a una cartera de mano y un calzado que se coordina en tonalidad con el estilismo.