Melania Trump

El diseñador favorito de Melania Trump creará 12 vestidos exclusivos

Hervé Pierre tendrá una colección para todas aquellas que admiran el estilo de la Primera Dama

Hace apenas un año, durante la campaña electoral de la última carrera por la presidencia de Estados Unidos, muchas fueron las firmas de moda que se unieron a un movimiento que mostraba su rechazo a las políticas de Donald Trump, negándose a vestir a Melania en el supuesto caso de que se convirtiera en la Primera Dama del país. Los pronósticos se cumplieron, Melania Trump llegó a la Casa Blanca y el tiempo ha demostrado que no necesita la ayuda de esas marcas que le dieron la espalda, porque su experiencia como modelo le ha dado las tablas suficientes como para desenvolverse con facilidad a la hora de vestirse. Desde entonces, aunque muchas de sus apariciones públicas se han visto rodeadas de polémica por sus decisiones de estilismo, otras han sido unánimemente aplaudidas.

VER: El sorprendente estilo de Melania Trump durante su gira asiática

Estas últimas tienen un denominador común, la presencia de Hervé Pierre, el diseñador francés que está detrás del vestido que llevó al baile de inauguración de la presidencia de su marido, y al que Melania siempre acude cuando quiere deslumbrar. Pierre lleva años acumulando experiencia en casas de moda como Balmain, Óscar de la Renta y Carolina Herrera, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha decidido a dar el paso de diseñar su propia colección de moda.

Según informa WWD, el diseñador ha unido fuerzas con Nicolas Caito para poner a la venta una selección de doce vestidos, que se revelarán el próximo mes, con un rango de precios entre 1.700 y 7.000 dólares (entre 1.400 y 6.000 euros). Todo indica a que primará el perfil comercial sobre el glamour del estilo de Melania, puesto que se trata de prendas en tonos negros y azul marino, en su mayoría pensadas para vestir a diario, aunque también incluirá algún vestido de cóctel y de noche. A pesar de su importe, estas piezas no están diseñadas pensando exclusivamente en su musa, sino en toda aquella admiradora de su estilo, e independientemente de su silueta, que quiera sentirse como la Primera Dama.

Más sobre