Jessica Alba encuentra su fórmula para no vestir con ropa premamá

Con vestidos fluidos y una perfecto de cuero, la actriz está logrando no renunciar a su estilo bohemio en su tercer embarazo

Desde que Jessica Alba se quedó embarazada de su tercer hijo ha ido definiendo, a través de su cuenta de Instagram, y de las apariciones públicas que ha hecho durante los últimos meses, un estilo propio que bien se podría etiquetar bajo el hashtag #stylethebump, uno de los más utilizados por las mujeres que lucen los cambios de su cuerpo en las redes sociales. El de Alba está lleno de vestidos largos, casi siempre fluidos, una prenda cómoda y ligera con la que estilizar la figura. Entre sus complementos estrella destacan las perfecto de cuero, bien sencillas, como la que ha lucido recientemente en un paseo por las calles de Los Ángeles, o mucho más sofisticadas, como la que eligió para acudir al desfile de Rebecca Minkoff durante la New York Fashion Week.

VER GALERÍA

En aquella ocasión la actriz seleccionó un vestido de inspiración romántica y de color crudo de la Colección Resort 2018 de Rebecca Minkooff. Una prenda que mezcló con su ya tradicional biker de estilo punk, también de la diseñadora, y botines negros. Este estilismo, aunque con ligeros cambios, es el que repite para su paseo por Beverly Hills. El vestido es más vaporoso, con un marcado estilo boho y detalles étnicos en tonos grises, y si entonces la perfecto de cuero estaba inundada de tachuelas doradas, la de ahora es sencilla, negra, sin adornos.

El estilo que Jessica Alba está luciendo durante estos meses, recuerda al que ya llevó, durante sus dos embarazos, Sara Carbonero. La presentadora, que es adicta a las prendas cómodas, con un ligero aire roquero o country, combinaba vestidos fluidos y sueltos con cazadoras, aunque a veces prefería lucir embarazo enfundándose en vestidos ceñidos, casi siempre  de colores lisos. Y es que lo de presumir de tripita se ha convertido en una tendencia más que celebridades como Beyoncé, Rosie Huntington-Whiteley o Blake Lively han avalado. 

VER GALERÍA

Con esta estética también cautivó la influencer Sofie Valkiers. En su guardarropa se colaban de manera constante camisetas con mensajes que combinaba con jeans y vestidos ceñidos. Prendas que mezclaba casi siempre con capas, cazadoras o trench, logrando así un look mucho más estilizado. Y es que estas prendas, sirven para 'romper' visualmente la silueta, dar estructura y añadir estilo a cualquier combinación. Y aunque con su toque personal, ella también se vistió con un look premamá muy roquero, como el de Jessica Alba: un vestido blanco y negro de Louis Vuitton, bajo el que apenas se notaba su embarazo. Como complemento, por supuesto, una biker de cuero y botines.

VER GALERÍA

Alba se suma así al nutrido grupo de madres que, lejos de descuidar su armario durante el embarazo o vestirse con prendas alejadas de las tendencias, logran hacerlas suyas. No tienen miedo a ajustar su cuerpo bajo vestidos entallados de largo midi, tampoco a estilizar su figura con superposición de capas o a utilizar zapatos o botines que, aunque cómodos, siempre tienen algo de tacón. No renuncian a estar impresionantes en la albombra roja, como ya sucedió con Nickie Hilton que sorprendió, en la Gala de Otoño del Ballet de Nueva York, con un vestido rojo palabra de honor de Oscar de la Renta. 

Más sobre