La reina Letizia y las versiones del vestido blanco: dos looks ibicencos con un diseño de 2011

Doña Letizia recicla en sus vacaciones esta prenda de Adolfo Domínguez que lleva seis años en su armario y unas sandalias de Uterqüe

La reina Letizia se despidió ayer de sus vacaciones en Mallorca acudiendo a un acto cultural en el museo Can Prunera de Sóller. Junto a su esposo, el rey Felipe VI y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, visitó la exposición ‘Pablo Picasso y Joan Miró: historia de una amistad’ vistiendo uno de sus looks más veraniegos de la temporada. Sabemos que los vestidos blancos son para el verano, y la reina ya lo demostró recuperando un vestido brocado durante los Premios Nacionales de la Moda el pasado mes de julio. Ahora, doña Letizia ha echado la vista atrás y vuelve a reciclar otro vestido, esta vez uno que llevó hace seis años para la copa del Rey de Vela. Es una prenda de la línea U de Adolfo Domínguez que en su día costó 94 €.

reina_letizia_mallorca_1zVER GALERÍA

Este diseño interpreta el espíritu isleño y sigue las directrices de la moda ad-lib, tan característica de las Islas Baleares: color blanco, tejidos ligeros y estilo desenfadado. Prescinde de mangas y se hace especial gracias a las puntillas y bordados que, junto con su largura mini, le aportan un aire naïf y aniñado que convierten en el vestido estrella del verano. ¿Su mejor baza? La atemporalidad. Como puedes comprobar en la siguiente imagen, en 2011 la entonces princesa de Asturias lo combinó con unas sandalias planas con detalles en el empeine, una bandolera de piel y gafas de aviador. Seis años después, sorprende con un estilo mucho más mediterráneo gracias a unos accesorios especiales con acento español.

reina_letizia_mallorca_4zVER GALERÍA

La importancia de los complementos

El vestido no es la única prenda que ya hemos visto en otras ocasiones. Las sandalias planas con tiras de strass en forma de estrella ya las llevó en 2013 y pertenecen a la firma española Uterqüe. Sin embargo, la novedad del look viene de la mano del bolso, y es que la Reina no ha tardado en sucumbir al diseño estrella del verano. Los capazos de mimbre han vuelto con más fuerza que nunca y doña Letizia hace un claro guiño a nuestros artesanos con este modelo trenzado con detalles de cuero. Es la clara demostración de que los capazos no sólo son aptos para la playa, sino que se convierten en los perfectos aliados de las tardes estivales. En resumen, un total look que interpreta a la perfección el concepto vacacional de la Reina en Mallorca.

reina_letizia_mallorca_2zVER GALERÍA

reina_letizia_mallorca_3zVER GALERÍA
 

Más sobre