¿Planes en casa? Estas son las películas que no pueden faltar en Navidad

¡No todo en Navidad son fiestas y celebraciones! También es una época perfecta para disfrutar de algunos momentos más tranquilos en casa, y es que a veces no hace falta más que una tarde de sofá con una buena película para disfrutar de un plan de 10. En estas fechas, el espíritu navideño también llega a nuestras pantallas con películas llenas de magia que nos hacen sonreír año tras año... y que, por mucho que las repitan, nos sigue apeteciendo verlas. ¡Es inevitable! Así que prepara la manta y las palomitas, porque hemos preparado una selección con los clásicos fílmicos que no pueden faltar en Navidad. Toma nota:

pelis1VER GALERÍA

-Solo en casa (1990)

Aunque han pasado ya 26 años desde su estreno, a todos nos sigue emocionando ver esta película, dirigida por Chris Colombus, que supuso el salto a la fama de Macaulay Culkin. Aunque seguro que conoces de sobra el argumento, te lo recordamos:  Kevin es un niño de ocho años, el menor de la numerosa familia McAllister, que por un despiste vivirá una gran aventura en su propio hogar. Cuando los McAllister, con las prisas de última hora para irse de viaje a París, se olvidan de su hijo menor, el niño se queda solo. Para cuando su familia se da cuenta de su error, habrá tenido que hacer frente no solo a la necesidad de valerse por sí mismo, sino también a dos ladrones que intentarán asaltar su casa. Su secuela, Solo en casa 2: Perdido en Nueva York (1992), es imprescindible para los fans del pequeño Kevin. 

-El Grinch (2000)

El antihéroe navideño por excelencia. El protagonista de la cinta, una criatura interpretada por Jim Carrey, es el único habitante del pueblo de Villaquién que detesta la Navidad. Contrariado por una armonía y felicidad que no comparte, el ermitaño Grinch hará todo lo posible por aguar las fiestas a sus vecinos, pero cuál será su sorpresa al descubrir que ha sido convocado para acudir como invitado de honor, propuesto por una niña, a las celebraciones de Villaquién.

-¡Vaya Santa Claus! (1994)

Una de esas que nunca faltan en la parrilla televisiva año tras año. Scott (Tim Allen) es un padre divorciado que recibe recibe en Navidad la visita de su hijo, Charlie, a quien su madre y su padrastro le acaban de revelar que Santa Claus no existe. Cuando repentinamente Scott escucha unos ruidos en el tejado, da por hecho que se trata de un intruso que intenta asaltar la casa, de modo que se enfrenta a él, haciéndole caer al vacío. Pero su misterioso visitante, que muere accidentalmente en la caída, no era un ladrón, sino el mismísmo Santa Claus, y ahora Scott tendrá que ocupar su puesto, lo que parece que solo le traerá problemas.

Con el mismo actor como protagonista y en una línea similar tenemos Una Navidad de locos (2004), una comedia ligera con peores críticas, pero también con un argumento ameno y apto para todos. 

pelis3VER GALERÍA

-Love Actually (2003)

También hay hueco para las comedias románticas en la programación navideña. En esta película, escrita y dirigida por Richard Curtis, las historias de los más variados personajes -una vieja estrella de rock, un primer ministro, un escritor, un padrastro viudo...- se entrelazan para dar lugar a situaciones cómicas, inauditas, conmovedoras o dramáticas, pero siempre bajo una misma premisa: el amor está en todas partes. Un reparto de lujo con Hugh Grant, Emma Thompson, Alan Rickman, Colin Firth, Keira Knightley, Liam Neeson... completan la fórmula para esta cinta de Navidad perfecta.

-Noche de Fin de Año (2011)

Y si te gustó Love Actually, no te puedes su "versión" de Nochevieja. La fórmula es similar: un 'dream team' de estrellas de la gran pantalla protagonizan un entramado de historias que tienen lugar en la última noche del año. Aunque la crítica le otorgó unas valoraciones mucho más bajas que a Love Actually, te asegura un rato entretenido para una tarde navideña. 

-Pesadilla antes de Navidad (1993)

Apta para disfrutarla tanto en Halloween o en Navidad, esta película dirigida por Henry Selick y producida por Tim Burton nos transporta al mundo de Jack Skeleton, uno de los aterradores seres que vive en la Ciudad de Halloween, donde es uno de los habitantes más populares por ser considerado "el rey del mal". Sin embargo, Jack quedará fascinado cuando descubra la Navidad en el pueblo vecino, tanto que decidirá llevarla a su propia ciudad... y mejorarla. A su manera, claro. La banda sonora de Danny Elfman pone la guinda a esta película que hará que te encariñes con esqueletos, brujas y todo tipo de criaturas. 

pelis2VER GALERÍA

-Eduardo Manostijeras (1990)

Tim Burton nos vuelve a enamorar, esta vez como director, con este inolvidable largometraje. En una noche de Navidad, una anciana le cuenta a su nieta la historia de Edward (Johnny Depp), un joven que fue creado por un inventor que murió antes de poder terminar su obra, por lo que el muchacho debe vivir con cuchillas en lugar de dedos. Esto no impide que Peg, una madre de familia y vendedora de cosméticos a domicilio, decida sacarle del castillo en el que reside para llevarle a vivir con su familia. Te retamos a verla sin que se te escape ni una sola lágrima.

-Cuento de Navidad (2009)

De la novela de Charles Dickens se han hecho numerosas adaptaciones fílmicas. Nosotros te proponemos una de las más recientes, la que protagoniza Jim Carrey, que se mete en la piel de Ebenezer Scrooge, un anciano gruñón que ataca con su amargo carácter a todo el que le rodea, especialmente a su empleado, Bob Cratchit (Gary Oldman) y su sobrino (Colin Firth). Pero todo cambiará, durante las vísperas de las fiestas, con la visita de tres espíritus muy especiales que le arrastrarán por las Navidades pasadas, presentes y futuras. 

Si prefieres algo más clásico y familiar, la versión de The Muppets, Los Teleñecos en Cuento de Navidad (1992) o la de los personajes de Disney,La Navidad de Mickey (1983), son opciones perfectas. 

pelis4VER GALERÍA

-The Holiday (2006)

Kate Winslet y Cameron Díaz comparten protagonismo en esta comedia romántica dirigida por Nancy Meyers. Amanda  e Iris son dos mujeres que viven en distintos puntos del mundo pero tienen algo en común: ambas necesitan urgentemente un cambio de aires. Por eso, decidirán intercambiar sus hogares en Londres y California para pasar las fiestas navideñas lejos de sus problemas y sus anteriores relaciones. En sus respectivos destinos, descubrirán que sus vacaciones van a ser, definitivamente, muy distintas a cualquiera que hayan vivido. 

-Gremlins (1984)

Unos personajes navideños muy poco convencionales que, sin embargo, se han convertido en imprescindibles. Un inventor de poco éxito decide regalar a su hijo por Navidad una "Mogwai", una curiosa criatura de apariencia adorable que se convierte en su nueva mascota. Para cuidarlo adecuadamente, solo hay que seguir tres normas básicas: no exponerlo a la luz del sol, no mojarlo y nunca darle de comer después de medianoche. Si se infringe cualquiera de estas reglas, las consecuencias podrían ser catastróficas... y, por supuesto, no tardan en infringirse. Entre la comedia, la fantasía y el terror, esta cinta nunca pasa de moda.

-Polar Express (2004)

Los más pequeños (y los no tan pequeños) disfrutarán mucho con esta aventura que todo niño querría vivir. El protagonista, de ocho años, emprenderá en Navidad un extraordinario viaje junto a otros niños en El expreso polar, un tren mágico cuyo destino es nada menos que el Polo Norte, hogar de Santa Claus y sus duendes. Aquellos que, como el protagonista, hayan dejado de creer en la magia navideña, sacarán una valiosa lección de esta encantadora película.   

pelis5VER GALERÍA

-Frozen (2013)

La más moderna de nuestra lista, esta película de Disney estrenada hace solo tres años ya casi ha conseguido adquirir la categoría de clásico navideño. Un reino helado condenado a vivir un invierno eterno por una profecía que solo podrá salvar Anna, la hermana de la Reina de las Nieves, Elsa, causante del gélido hechizo. Con divertidos personajes como el temerario Kristoff, su reno Sven o el entrañable muñeco de nieve Olaf y al ritmo de una maravillosa banda sonora ganadora de un Oscar (a la Mejor Canción Original), la magia helada de Frozen te cautivará.

-Elf (2003)

Un bebé huérfano acaba accidentalmente en el taller de Santa Claus al gatear dentro de su saco de regalos. En el Polo Norte, el pequeño Buddy se cría como un duende más, pero cuando, al crecer, triplica en tamaño al resto de sus compañeros, se hace evidente que no es como los demás. Emprende entonces un viaje hasta Nueva York en busca de su familia biológica, pero en su camino, además de a su padre (quien figura en la lista negra de Santa Claus), encontrará muchas más sorpresas.

-Un padre en apuros (1996)

Faltan horas para el día de Navidad y la desesperación por conseguir ese regalo imposible va en aumento... ¿te suena? Arnold Schwarznegger se mete en la piel de tantos padres que se han visto en esta situación. Su personaje, Howard Langston, un hombre adicto al trabajo que apenas tiene tiempo para su familia, vivirá una auténtica odisea para intentar conseguir en las vísperas de Navidad un "Turbo-man", el juguete de moda que todo niño quiere. La reconciliación con su hijo está en juego. 

Más sobre