En ¡HOLA!: Entrevista con la princesa Mary, futura Reina de Dinamarca

'No se me da muy bien aceptar halagos. Tengo una vena muy perfeccionista'

La joven Familia Real danesa sabe llevar con aplomo el deber, la majestuosidad y una cantidad abundante de normalidad. La princesa Mary, furuta Reina de Dinamarca, lo deja patente en la entrevista que se publica esta semana en las páginas de la revista ¡HOLA! Vista elegante o informal, su presencia es imponente como se aprecia en las fotos del reportaje, pero lo que más impacta de ella es su inteligencia, que deja huella como líder y agente del cambio en la escena mundial. Es inspiradora, aunque no se considere a sí misma en tales términos: "Me resulta difícil hablar sobre mí misma como un referente. No es algo en lo que piense conscientemente. Pero al mismo tiempo soy consciente de mi papel y mi responsabilidad. Si puedo inspirar a otros y si otros ven algo en mí que puede motivarles, entonces es un gran cumplido".

holamary-VER GALERÍA

La princesa Mary no huye de los desafíos. Se compromete a utilizar su posición para hablar por las personas que no tienen voz. Su deseo de ayudar fue la fuerza impulsora hace diez años: "No he sido siempre tan impulsiva. A lo largo de los años te vas desarrollando y vas creciendo, durante los primeros años haces lo que tienes que hacer, pero cuando encuentras tu vocación, las cosas cambian en muchos aspectos. Una de las cosas que me dijeron mis padres fue 'saca lo mejor de ti'. Ya fuera en un evento deportivo, en un examen o ayudando a un amigo, siempre era 'saca lo mejor de ti' y yo opino que eso crea en ti un sentido del deber y de la responsabilidad de alcanzar tu potencial".

La Familia Real danesa, con la condesa Alejandra incluida, baila al son de Margarita de Dinamarca

-¿Has visto alguna vez a unos Príncipes recién levantados? Federico y Mary de Dinamarca, de celebración y en pijama

-FOTOGALERÍA: ¡Las imágenes más divertidas de los Príncipes daneses y sus hijos!

El príncipe Federico y la princesa Mary son aplaudidos por su actitud impecable y por la educación a sus hijos de la forma más normal posible: la pareja real suele ser vista llevando a los pequeños mellizos, los príncipes Vincent y Josephine, desde palacio al colegio en la cesta que las bicicletas típicas danesas tienen en la parte delantera. "Nuestros hijos son privilegiados al crecer en una sociedad (la danesa) en la que los hombres y las mujeres, en la mayoría de los casos, son iguales, y también ven eso en nuestra relación (refiriéndose a su matrimonio con el príncipe Federico)". No parece que haya nada imposible para la Princesa: "Tengo que creer que no estaría aquí si no pudiera hacer esto". Pero cuando se la elogia por sus logros, nada es suficiente: "Diría que no se me da muy bien aceptar halagos y reconocimientos. Tengo una vena muy perfeccionista".

Las declaraciones de Mary de Dinamarca con la entrevista completa y los bonitos posados de la Princesa con su familia los encontrarás esta semana en la revista ¡HOLA!, ya a la venta en tu quiosco.

Más sobre