Tras el anuncio de embarazo de Irina Shayk

¿Dónde se ha metido Bradley Cooper?

El actor se prepara para la paternidad poniéndose en forma

Irina Shayk sorprendió al mundo anunciando su embarazo en su primer desfile de Victoria’s Secret. Después de incesantes rumores, la top model rusa reveló su secreto mejor guardado y lo hizo sin mediar palabra, desplegando sus alas de ‘ángel’ sobre la pasarela y luciendo embarazo con la mejor de sus sonrisas. Las imágenes hablaban por sí solas y, a pesar de que antes del desfile no quiso hacer declaraciones, una vez que comenzó el show ya no había lugar a dudas. Irina lució dos looks distintos, uno rojo con el que tapó estratégicamente su 'tripita' y uno más sexy con una gabardina que descubrió al mundo su secreto mejor guardado.

Bradley CooperVER GALERÍA

Desde entonces ni Irina Shayk ni Bradley Cooper se han pronunciado al respecto, aunque fuentes cercanas a la pareja han confirmado su embarazo a la revista People. Conocida la buena noticia, el mundo se pregunta dónde está Bradley. El actor se prepara para la paternidad haciendo deporte .Cooper ha sido fotografiado cuando salía a correr con su entrenador personal Jason Walsh por las calles de Los Ángeles. Vestido de azul marino con pantalón corto y sudadera, salió a correr como es habitual en él, sin importarle todo el revuelo que ha causado la noticia de su paternidad. A diferencia del actor, su entrenador no atraviesa su mejor momento, recientemente se conoció su ruptura con la actriz Hillary Duff, con quien mantenía una relación desde abril. Jason Walsh ayudó a Bradley a ganar 20 kilos de masa muscular para dar vida a El Francotirador, y es entrenador personal también de su novia Irina Shayk, a quien el embarazo no le impedirá seguir haciendo algo de deporte. A finales de noviembre, Irina y Jason salían de un entrenamiento

Irina ShaykVER GALERÍA

Por su parte, Bradley Cooper, de 41 años, mantiene una relación desde abril de 2015 con Irina Shayk, once años más joven que él. La última vez que les vimos juntos fue hace solo unos días cuando la modelo, de 30 años, y al actor, de 41, aprovecharon para dar un paseo en la Ducati propiedad del actor, por las calles de Pacific Palisades, en California. Sin embargo, su última aparición pública fue el pasado mes de julio cuando acudieron a varios partidos del torneo de Wimbledon.

El actor, que volverá a ser Rocket Raccoon en la secuela de Los Guardianes de la Galaxia, prepara su nuevo proyecto, A Star is Born, su debut como director en el que la propia Lady Gaga tendrá un rol protagonista junto al propio Cooper y que será el tercer remake del filme original, que se grabó en 1937.

Más sobre