Queen Maxima and Princess Charlene

Máxima de Holanda demostró que no es necesario caminar hacia el altar para usar lucir como toda una novia de ensueño. El pasado martes, la Reina lució un fabuloso vestido de inspiración nupcial en una cena de gala ofrecida para el cuerpo diplomático, en Ámsterdam. Máxima se dejó ver con un vestido blanco, diseñado por Stella McCartney, el cual se convirtió en el centro de las miradas, ya que no era la primera vez que se veía esa prenda en una royal. Los expertos en estilo recordaron que en febrero de 2018, la princesa Charlene de Mónaco usó el mismo modelo en los Laureus World Sports Awards.

La reina Máxima deslumbró con un increíble vestido de Stella McCartney

Pareciera que el bridal inspiration es uno de los estilos favoritos de la realeza y las celebridades, ya que Kate Hudson usó este popular vestido en la Met Gala en 2017.

MÁS: El básico infalible de entretiempo que las 'royals' copiaron a Diana de Gales

La princesa Charlene usó el vestido en febrero del año pasado

El espectacular modelo one-shoulder que lució Máxima destacaba por su corte asimétrico y su manga abullonada. Para completar su look, la Reina agregó un accesorio real: una tiara de perlas, la cual llegó al joyero familiar gracias a la reina Juliana (abuela del rey Guillermo Alejandro, esposo de Máxima). Dicha tiara está a la disposición de la reina Beatriz, su hermana la princesa Margarita y por supuesto, la reina Máxima.

MÁS: Lo que ocurre cuando las 'royals' y actrices de Hollywood coinciden con el mismo vestido

La Reina añadió a su look una antigua tiara de perlas 

Además de la tiara, la Reina de 47 años agregó a su atuendo unos aretes de perlas y un vistoso broche, los cuales coordinaban a la perfección con la joya familiar. Al ser este uno de los vestidos preferidos dentro de las royals y las celebridades, quizá Meghan Markle sea la próxima en usarlo. De hecho, uno de los estilos favoritos de la futura mamá son los vestidos one-shoulder. ¿Será la próxima en sumarse a esta tendencia?

More about