Lady Kitty Spencer, de triunfar en la boda de Harry y Meghan a modelo imprescindible para D&G

La aristócrata británica vuelve a convertirse en musa de la 'maison italiana' y se encarga de abrir el último desfile de Alta Costura de la firma

Aunque muchos la conociesen antes de que Meghan Markle y el príncipe Harry se diesen el 'sí, quiero' el pasado 20 de mayo, hasta entonces, Lady Kitty Spencer era para muchos una completa desconocida. No obstante, el look de invitada escogido por la sobrina de la difunta princesa Diana, que los lectores de HOLA.com coronaron como el más elegante del enlace real, hizo que su nombre diese la vuelta al mundo y recibiese millones de alabanzas. Desde entonces, la prensa internacional, sobre todo la especializada en moda, ha puesto el foco de atención en la hija mayor de Charles Spencer.

El estilismo de la joven británica, de 27 años, no pasa desapercibido y, en cada una de las apariciones que ha realizado tras la boda de los Duques de Sussex – en las que ha sido fotografiada acudiendo a exclusivas fiestas y ha compartido espacio con personajes tan relevantes en la industria de la moda como Jon Kortajarena o Bella Hadid-, ha sido una de las mejores vestidas. Ahora, y de nuevo gracias a Dolce & Gabbana, diseñadores del vestido verde con flores pintadas a mano que lució en la boda de su primo Harry de Inglaterra, el nombre de Lady Kitty Spencer vuelve a sonar con fuerza, esta vez tras haber ejercido como modelo en el último desfile de la firma.

Dolce & Gabbana y Lady Kitty Spencer mantienen una relación muy especial. De hecho, los modistos italianos encontraron hace años en la aristócrata a su musa ideal, de ahí que la británica desfile para ellos y luzca sus creaciones siempre que puede. Coincidiendo con la presentación de su última colección de 'haute couture', Lady Kitty ha vuelto a subirse a la pasarela, donde ha sido la protagonista indiscutible del 'catwalk'.

Con un vestido de cortesana inspirado en Lucía, personaje protagonista de la obra de teatro del siglo XVII Los novios, de Alessandro Manzoni, en la cual D&G se ha basado para crear su última colección de Alta Costura, Spencer se encargaba de abrir el espectacular show de la firma. Y lo hacía con el semblante y las tablas propias de una supermodelo, mientras se enfrentaba al gran reto y honor que los diseñadores le habían otorgado. Emocionada y sin poder contener las lágrimas, la británica ha querido agradecer a Dolce & Gabbana  en las redes sociales la oportunidad de haber sido escogida para representar a la protagonista de la que es considerada como una de las novelas más importantes de la literatura italiana.

"El momento más surrealista e inolvidable de mi vida. Ha sido un auténtico honor poder abrir el desfile más maravilloso y bonito del mundo. Gracias Domenico y Stefano, os quiero. Habéis hecho realidad un sueño que jamás me hubiera atrevido a tener", escribía en una de las publicaciones. Y la verdad, viendo el maravilloso escenario en el que la 'maison' italiana celebró el desfile, así como el espectacular diseño de inspiración barroca que lució la joven, la emoción con la que abraza a Domenico Dolce tras el desfile es totalmente comprensible. "¡Lágrimas de felicidad y risas! Mi 'fitting' para Alta Moda de @dolcegabbana. Estaba muy sobrepasada por la belleza de su creación y por el honor de ser 'Lucia' en su espectáculo inspirado en 'Los novios' de ayer. Adoro a este grupo de personas @tabithasimmons @stefanogabbana & Domenico Dolce", expone en otro de los numerosos post que ha compartido del desfile. 

 

Lucia di I Promessi Sposi ✨💫 @dolcegabbana #DGAltaModa #DGLovesComo

Una publicación compartida de Kitty Spencer (@kitty.spencer) el

 

Más sobre