Kaia Gerber y Gigi Hadid se transforman en 'retroaliens' de Jackie Kennedy

La última campaña de Jeremy Scott para Moschino no ha estado exenta de polémica

Jeremy Scott, el excéntrico director creativo de Moschino, vuelve a acaparar titulares. Como se ha podido comprobar con la nueva colección de Balmain, que se ha inspirado en el Rey del Pop para su último desfile en París, el mundo de la moda está estrechamente ligado a otras artes y disciplinas, como la música, el cine y, por supuesto, la política. Tanto es así que Jackie Kennedy, una de las primeras damas más elegantes y estilosas de la historia de Estados Unidos, se ha convertido en la protagonista del último proyecto del diseñador, titulado Extranjeros ilegales. Sin embargo, esta campaña para la colección Otoño-Invierno 2018/19, en la que Kaia Gerber y Gigi Hadid en su versión alienígena 'toman el control' de la Casa Blanca, no ha estado exenta de polémica.

Moschino ha ido desvelando con cuentagotas las fotografías de la campaña en las redes sociales. La primera (y sorprendente) imagen en salir a la luz ha sido la de Kaia Gerber, quien posa frente al objetivo de Steven Meisel al más puro años 60 con un 'total look' turquesa, formado por un abrigo de lana con solapa, sombrero, grandes perlas y uno de los característicos bolsos de la firma. Un estilismo que bien podría haber sido uno de los uniformes de la que fuera esposa de John F. Kennedy. Sin embargo, no es la peluca a lo Jacky Onassis lo que más ha llamado la atención de la instantánea, sino el color naranja con el que Jeremy Scott ha decidido teñir el cuerpo de la modelo.

Instagram de MoschinoVER GALERÍA

Lo mismo ha ocurrido con la otra gran protagonista de la campaña, la 'instamodel' Gigi Hadid. Con un elegante abrigo naranja con cremallera lateral y complementos negros en charol, la californiana aparece con la piel en un color azul, que se asemeja al del aspecto de los extraterrestres que la inmensa mayoría tiene en su imaginación. Esta transformación de las modelos, convertidas en ‘retroaliens’ de Jackie Kennedy, y el eslogan de la campaña -'Lo único ilegal de esta alienígena es lo guapa que está'-, han vuelto a situar a Jeremy Scott en el centro de las críticas. A pesar de que, en muchas ocasiones, el modisto ha utilizado sus creaciones y puestas en escena para pronunciarse a favor de alguna causa social e incluso para expresar su desacuerdo con temas políticos, muchos usuarios han considerado que el líder de Moschino ha aprovechado la difícil situación de la inmigración en Estados Unidos para obtener beneficios con el dolor ajeno.

 

Una publicación compartida de Moschino (@moschino) el

Lejos de mantenerse al margen de la controversia, el estadounidense se ha defendido explicado que había creado la campaña Extranjeros ilegales con el objetivo de crear conciencia acerca de lo que está pasando. "El concepto de mi campaña es para atraer la atención ante la dura postura que tiene la administración de Estados Unidos en contra de los inmigrantes ilegales", ha escrito Scott en su cuenta de Instagram.

Jeremy ScottVER GALERÍA

"Pinté las modelos en mi show y en esta campaña como una vía para abrir el debate sobre qué es realmente un extranjero. ¿Son naranjas, azules, amarillos, verdes? ¿Eso realmente importa? Ellos son nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo, nuestros vecinos, parientes, personas a las que queremos", ha sentenciado el diseñador, intentando poner fin a este malentendido.

Más sobre